Todos los asesinos salen a cazar

En el episodio anterior descubrimos el origen del mal en el campamento Redwood, la madre de Mr Jingles (John Carol Lynch) interpretada por Lily Rabe, es la causa de asesinatos en 1948 y en 1970 cuando hizo que Margot (Leslie Grossman) matara a sus compañeros y luego Margot culpó a Mr Jingles de todo.


Por Rodrigo Vega

Ahora nos preparamos para el gran final, Brooke (Emma Roberts) habla con Donna (Angelica Ross) sobre la posibilidad de que ella sea la Final Girl (casualmente título del episodio 9 y el nombre que recibe la sobreviviente en una película de terror).

Mientras Mr Jingles para despistar a los fantasmas y ponerlos contra sí mismos, les dice que Montana (Billie Lourd) es quien convenció a The Nightstalker de ir al campamento a matarlos.

Margaret por otro lado, después de descartar los cadáveres de la banda Kajagoogooo (los que cantaban la canción de “Neverending Story”) asesinados por Richard Ramirez (Zack Villa), decide que asesinará a todos los artistas invitados a tocar en el festival para así tener un lugar famoso mundialmente. En esto se suma Bruce (Dylan McDermott) quien busca venganza contra Brooke y Donna por lo que le hicieron y además como admirador de Ramirez / The Nightstalker desea ayudar.

 

Finalmente el fantasma de Mr Jingles frustrado en cada intento por asesinar a Ramirez para así proteger a su hijo del pacto que hizo con él, logra ver una realidad paralela a la del campamento. Esto parece el cielo, con su hermanito Bobby jugando con su madre como si nada hubiera pasado, la madre de Benjamin le dice que puede quedarse con ellos lo que significaría que también el hijo de Mr Jingles correría peligro y al final del episodio parece que eso es lo que hará. ¿Pero será capaz de olvidar que su misión es acabar con el mal de Margaret y Ramirez? Lo sabremos en el final de temporada.