Resulta que Michael Langdon es como Thor

Michael Langdon es similar a Thor. Los dejo pensando un rato cómo puede ser. ¿Alguna idea? Está bien, les diré: Thor en Infinity War fue criticado por ser un dios y no tener fuerzas para luchar contra Thanos. Sucede que Thor es un ser cuyo poder depende de su estado emocional; asimismo Michael Langdon con poderes del nivel de una Supreme, queda vulnerable cuando pierde a su querida protectora y guía Miriam Meade.


Por Rodrigo Vega

Expuesto a los elementos como Thor flotando en el espacio entre escombros de su nave, Michael se abandona en el bosque como protesta contra su padre demoníaco quien no le dice cómo proceder y cumplir su propósito de Anticristo. Luego de varios días sin comida ni descanso, comienza a alucinar con mensajeros de Dios que le ofrecen ir hacia la luz, una oferta que ya rechazó de Cordelia Goode frente a los cadáveres quemados de sus aliados malignos.

Eventualmente Michael se levanta y tambalea hasta un callejón donde se oculta una iglesia satanista. Una vez dentro observa la misa de la sacerdotisa interpretada por la brillante Sandra Bernhard. Mientras, otra creyente le ofrece llevarlo a su casa para darle comida. Ahora bien, Michael es capaz de teletransportarse, controlar mentes y usar telequinesis, podría ir a comer a los mejores restaurantes y dormir en los mejores hoteles sin que nadie le cuestione algo. Pero como Thor puede sobrevivir el poder de una estrella pero no pudo detener a Thanos en el inicio de Infinity War, todo depende de la convicción. Y Michael/ Thor está perdido en busca de significado para su poderosa existencia.

Es un episodio de apenas 38 minutos, el más corto de la temporada, donde vemos dilemas existenciales esbozados entre momentos forzados de gore que la serie siempre confunde con estilo y efecto. Sin embargo la sátira sobre Hollywood y Silicon Valley es muy acertada: todos en Los Ángeles han vendido su alma al diablo para ser los líderes de Hollywood. Y el chiste sobre Ryan Reynolds es perfecto.

Vemos de dónde surgió Willhemina Venable (Sarah Paulson) y el robot de Miriam Meade (Kathy Bates) y el par de genios en robótica interpretados por Evan Peters y Billy Eichner en gloriosas pelucas que serán de gran ayuda para desatar el apocalipsis nuclear. Pronto Michael encontrará su fortaleza y determinación, ya vimos en los primeros episodios como resulta todo. A solo dos episodios del final, ¿podrán detener lo inevitable?