Contra las cuerdas

Es un conocido dicho popular que “todo lo que sube, tiene que bajar”. Nunca es más cierto, ni más duro, que para quienes supieron estar en lo más alto. El nuevo capítulo de Monzón, la serie, relata el comienzo de la “caída” del boxeador mientras la investigación por el femicidio de Alicia Muñiz lo acorrala aún más.


Por Javier Puma

El fiscal Parisi (Diego Cremonesi) elabora una arriesgada estrategia para atosigar a Carlos Monzón. Trasladando de manera secreta a el “Turco” (Nacho Gadano, en una versión con paralelismos a Adrián “el Facha” Martel) para poder interrogar a ambos a la vez, y confrontar ambas versiones acerca de la noche del asesinato de Muñiz. Es así que los dos ven puesta a prueba su amistad, cuando se vayan cayendo las mentiras y encubrimientos entre ellos. En particular, cuando el foco no sólo recaiga en el crimen sino también en el consumo y tráfico de drogas. La serie hace un buen trabajo de representar de manera cruda esta época de Mar Del Plata, donde el brillo y el glamour terminan ocultando una faceta oscura, corrupta y muy lejos de aquella imagen que tenemos de “La Feliz”.

Además, con ayuda de los flashbacks, también exploramos la evolución en la relación de Monzón con su hija. Tras haberse separado de su antiguo manager, se deja llevar por el descontrol y los excesos. Sumado a su separación de su esposa “Pelusa”, provoca que su rol de padre viva altas y bajas constantes. De esta manera podemos presenciar una interesante escena en la que ella lo visita en la cárcel, dónde vemos las consecuencias de este complicado lazo.

Monzón, la serie, emite un capítulo estreno todos los lunes a las 22 hs. por la pantalla de Space.