Donde lo imposible se hace posible

Rod Serling, creador de la mítica y fundacional serie de ciencia ficción La dimensión desconocida, solía presentar cada episodio describiéndola como la dimensión de la imaginación. El punto medio entre la luz y la sombra, entre la ciencia y la superstición, entre el abismo de los miedos humanos y los límites de su conocimiento. Más allá del programa, sus palabras bien podrían estar definiendo al mismo género. La (buena) ciencia ficción puede crear mundos lejanos, paradojas temporales, inventos revolucionarios, sociedades utópicas y demás, pero el fin debe ser explorar nuestra propia naturaleza humana.


Por Javier Puma

Tales from the Loop se suma a lista de nuevos referentes gracias a su inventiva para crear historias extraordinarias con personajes ordinarios y conflictos delicados e íntimos. La serie creada por Nathaniel Halpern y a su vez basada en las ilustraciones del artista Simon Stålenhag, narra distintas historias que se suceden en un pequeño pueblo rural de los Estados Unidos que aloja un centro de experimentos científicos conocido como el Loop. El origen del complejo y sus finalidades son un misterio del que el mismo show no pierde tiempo intentando explicar. En palabras del propio fundador del centro tecnológico, es un lugar “donde lo imposible se hace posible”.

La serie está más bien interesada en cómo esto afecta de manera directa o indirecta a los habitantes del pueblo. A veces como elemento disparador o simple macguffin, Tales from the Loop se vale de esta excusa narrativa para abrir el marco de posibilidades y hacer cuestionamientos y reflexiones curiosas sobre la relación del hombre con la vida y la muerte. ¿Qué pasaría si pudieras intercambiar de vida con la de otra persona? ¿Y si pudieras hacer que un instante de felicidad durara para siempre? ¿Y si el verdadero amor te esperara en una realidad paralela? ¿Hasta dónde llegarías para proteger a un ser querido? ¿Y para recuperarlo si se encuentra perdido?

Aunque se estructure como una antología, las historias van compartiendo personajes y/o elementos por lo que la temporada en sí funciona también como una gran macro historia. Además, la serie goza de un apartado técnico excepcional en todos sus aspectos. La estética (que recrea las imágenes creadas por Simon Stålenhag) combina los elementos naturalistas de paisajes con otros más bien futuristas, resultando en un ingenioso despliegue visual que le da identidad propia. Por si fuera poco, cuenta con un grupo variado de directores, distinto para cada episodio, que también le aportan su voz y estilo; pasando por nombres como Jodie Foster, Andrew Stanton, So Yong Kim y Ti West, entre otros.

Tales from the Loop sorprende capítulo tras capítulo con sus pequeñas grandes historias. Un aporte cálido y renovador para un género que nunca termina de agotarse. Una de las producciones más originales de Amazon Prime Video y, sin duda, que pica alto entre las mejores del año.

Invitame un café en cafecito.app