Invitame un café en cafecito.app

La atrapante miniserie que te sorprenderá

Kentucky, años 60. En plena Guerra Fría, la joven Beth Harmon (Anya Taylor-Joy) es una huérfana con una aptitud prodigiosa para el ajedrez que lucha contra la adicción mientras trata de convertirse en la mejor jugadora del mundo.


Por Juan Escaba

Primero recomiendo ver The Queen’s Gambit (Gambito de dama) sin saber absolutamente nada de su trama, para que puedas sorprenderte tanto como lo hice yo. Esta miniserie nos cuenta la difícil vida de Beth Harmon (Anya Taylor-Joy), una chica huérfana que a una corta edad descubre en el ajedrez la pasión más fuerte de su vida. La historia nos hará vivir y experimentar con la protagonista, una mezcla de emociones y dificultades que deberá atravesar para convertirse en una auténtica y brillante campeona.

Cuando empecé esta serie no sabía que me atraparía de la forma que lo hizo: no había visto ningún trailer ni sinopsis, y gracias a eso la disfruté desde el primer minuto. Esta miniserie es una obra maestra, nos presenta una historia que, a pesar de no parecer tan llamativa, termina siéndolo. La actuación de Anya Taylor Joy (como la protagonista) es excelente, y ojalá se lleve algún premio por su papel: su actuación te transmite mucho, tanto que más de uno (con seguridad) se sentirá identificado y logrará encariñarse con el personaje.

La ambientación y vestuario en The Queen’s Gambit son espléndidos porque respetan cada detalle de la época. La vestimenta representa mucho para la protagonista y sus “facetas” ya que son pequeños detalles que en realidad son enormes. Tanto es así, que el Museo de Brooklyn decidió abrir una exposición virtual, donde se exhiben los outfits de Beth Harmon.

The Queen’s Gambit es una miniserie increíble que recomiendo tanto por las actuaciones grandiosas como por lo que logra transmitir. Háganme caso, no se la pierdan y vayan a verla.

7 capítulos
Duración: Entre 46 y 67 minutos
Apto para mayores de 16 (esto debido a los temas que tocan en algunos episodios).