La verdad no sabemos dónde está

 

Comenzó la segunda temporada de la llamada serie evento de The X-Files (para nosotros será la undécima ya que nos tiene prisioneros del televisor). En la anterior temporada podríamos ubicar al primer episodio llamado “My Struggle” perteneciente a Fox Mulder. La segunda parte fue de Dana Scully (“My Struggle II”). Y la parte 3 la vemos iniciar con esta nueva temporada, donde vemos la batalla que emprende El Fumador.


Pero para quienes no recuerden cómo finalizó The X-Files 10×06, el mundo y la raza humana tal como la conocemos estaba a punto de convertirse en un infierno a causa de una epidemia. Los sistemas inmunológicos de las personas fallan y Scully (Gillian Anderson) cree tener la respuesta al motivo: algunos hombres de poder utilizaron la ciencia extraterrestre durante alrededor de 60 años colocando ADN alien en los humanos. Ese ADN fue puesto sin consentimiento a través de la vacuna de la viruela y se transmitió hereditariamente a las siguientes generaciones. Solamente algunos elegidos podrán salvarse. Una de ellas por ejemplo es la agente Mónica Reyes (Annabeth Gish). Ella fue reclutada por El Fumador (William B. Davis) y se convirtió en la mano que le prende el cigarrillo.

Scully y Einstein desarrollan a contrarreloj una vacuna mientras el agente Miller (Robbie Amell) rescata a Fox Mulder (David Duchovny). El reencuentro de la pareja se dará demasiado tarde: Fox está al borde de la muerte y solo pueden curarlo células madre de William, el hijo de ambos dado en adopción. Terminado el episodio nos preguntamos si la vacuna de Scully funcionó, el mundo se salvará, dónde está William… Y muchas preguntas más. Carter decidió hacer aparecer un ovni sobre ellos y finalizar el episodio con un primer plano de la cara de Scully, sin muchas respuestas.

A partir de acá, vas a encontrar muchos spoilers…

 

El Fumador arranca el episodio con un monólogo negándose a asumir sus responsabilidades y echándole la culpa a las fuerzas que están fuera de su control, aprovechando la tendencia de la humanidad hacia la autodestrucción: “Demasiado se hace de la voluntad de poder, como si nuestra voluntad fuera libre”. “Los extraterrestres vinieron a estudiarnos una vez, pero no volverán. Hicimos un gran desastre en este planeta”. Excelente inicio de episodio con imágenes de líderes políticos incluidos y situaciones que quedarán en la historia de la humanidad, como el primer paso del hombre en la luna.

Finalmente sabemos que todo lo sucedido luego de la escena en la cual Scully se encuentra en la oficina de Mulder en el episodio anterior “My Sttruggle II”, es una visión apocalíptica de ella, mientras estaba inconsciente, luego de haber convulsionado. La vida de Mulder aparentemente ya no estaba en peligro. Scully fue llevada al hospital, donde Skinner y Mulder aprenden todo sobre la actividad cerebral anormal de Dana y Skinner se las ingenia para darse cuenta de que el cerebro de Scully estaba enviando un mensaje.

Cuando la doctora finalmente se despierta, le expresa a Mulder su creencia de que había visto el futuro. Es cuando Fox parece ser el escéptico que Scully le recuerda: “Soy yo, Mulder. No soy una persona irracional”. “Te estás muriendo, Mulder. Y no puedo salvarte”.
En otra de las frases que le susurra, le confirma que El Fumador está vivo. Mulder viaja hasta Carolina del Sur, donde Scully dijo que se encontraría a este ser del mal. Luego de un largo recorrido (la noche se hace día), Fox se detiene en una enorme mansión completamente convencido de que su padre está dentro de esta casa. Pero en cambio se encuentra a otro hombre de voz grave con el mismo hábito de fumar, llamado Sr. Y (AC Peterson), y una mujer llamada Erika Price (Barbara Hershey), quien menciona ser un miembro sobreviviente del “Sindicato de Colonización Alienígena”, la conspiración de los conspiradores que fueron aniquilados en su mayoría en la temporada 6 de la serie. Él y Price quieren que Mulder mate al Fumador para salvar a la humanidad del exterminio. No explican por qué ellos o sus matones no pueden ser quienes hagan el trabajo sucio.

En otra escena de forma simultánea, vemos cómo El Fumador, con Mónica a su lado, acorrala a Skinner en su auto y explica lo que Scully alertó en sus visiones: tiene un patógeno alienígena capaz de aniquilar a la población. Él le ofrece inmunidad a Skinner siempre y cuando entregue a William. Perderá a Mulder en el nuevo orden mundial, pero tendrá a su hijo. Skinner de momento no niega ni acepta el trato. Pero en una escena final regresamos a la conversación entre ambos, donde El Fumador revela el porqué de su interés en William. Esto se remonta al episodio 15 de la temporada 7 de The X-Files titulado “En Ami”, escrito por el propio fumador, William B. Davis. En esa oportunidad veíamos cómo El Fumador atraía a Scully en un viaje con la falsa promesa de una cura para el cáncer.
El villano se detiene en una casa con Scully ya dormida en el asiento del pasajero, y se pone un par de guantes de cuero. Ella despierta a la mañana siguiente con una ropa que no era de ella y acusa al Fumador de drogarla, lo que él claramente niega. En el episodio original, El Fumador dice que la llevó sola, pero en el episodio que vimos de la nueva temporada, curiosamente algo ha cambiado: el diálogo fue ajustado para incluir a un ama de llaves que aparentemente ayudó. ¿Quién será esa testigo de todo este hecho? También es posible que este cambio tenga la intención de alertarnos de que nuevamente se está manipulando la verdad.

 

Pero si todo esto ya nos parece fuerte, el episodio finaliza con una revelación que no esperábamos: El Fumador, y no Mulder, es el verdadero padre biológico del hijo de Scully, William. Es posible que esta afirmación no sea cierta porque sabemos que cada detalle sospechoso contado a través de este villano tiene carga de subjetividad y maniobras para continuar con sus planes. Incluso la frase al final de los créditos de apertura es un recordatorio de no confiar en nadie, ya que “Quiero creer” se desvanece para que se lea “Quiero mentir”. Sabremos la verdad, o no, en algunas semanas.