Esqueletos escondidos en el clóset

En el universo del cómic, la máscara del héroe no solo esconde su identidad. Esa máscara también le permite esconder sus miedos, sus frustraciones e incluso su dolor. Y en el universo de Watchmen, también puede esconder hasta su lado más oscuro.


Por Javier Puma

El episodio comienza contando el origen de un manifiesto dirigido a los soldados negros del ejército estadounidense por parte del bando alemán, durante la Primera Guerra Mundial. En él les hacen notar la evidente contradicción de obligarlos a luchar por una nación que sistemáticamente los discrimina. Este manifiesto se revela como el reverso de la nota que acompañaba al niño sobreviviente de la masacre de Tulsa, plasmada en el flashback del primer episodio. Y en la actualidad, ese niño ahora es un anciano de más de 100 años en silla de ruedas que responde al nombre de Will (Louis Gosset Jr.) y que además dice ser el asesino de Judd Crawford (Don Johnson). Aunque improbable, Angela (Regina King) decide detenerlo aunque sin informar a sus compañeros hasta esclarecer el asunto por su cuenta. Mientras tanto, en un rapto de furia, el departamento realiza una violenta redada contra una vecindad de supremacistas blancos, conocida como Nixonville.

La muerte de su jefe y amigo muestra el lado más vulnerable de Angela, el cual solo logra ocultar detrás de su alter ego como Sister Night. Otro flashback nos permite conocer que ambos se conocieron tras “La Noche Blanca”, el trágico atentado por parte de la Séptima Caballería, en la que asesinaron a la mayor parte del departamento de policía obligándolos a trabajar desde las sombras. La amistad de Crawford fue el pilar sobre el que Angela pudo recuperarse tras ese terrible ataque. Sin embargo, tras las intrigas que le plantea Will sobre “esqueletos escondidos en el clóset”, Angela termina descubriendo con horror que su amigo tenía oculto en su dormitorio un traje del KuKuxKlan. Pero las sorpresas no terminan allí, ya que luego se revela que Will es su mismísimo abuelo.

¿Quién es realmente Will y cuántos secretos más conoce? ¿Crawford era un agente secreto de la Séptima Caballería?

 

Este capítulo es una mejora considerable con respecto al anterior en materia de guion y dirección. En particular, el worldbuilding de la serie sigue siendo uno de sus aspectos más interesantes, mezclando elementos de la mitología del cómic con otros más actuales. Un ejemplo de ello es cómo aquí la figura de Justicia Encapuchada (miembro de los Minutemen, grupo precursor de los Watchmen) sirve de inspiración para una serie estilo Ryan Murphy, titulada como “American Hero Story”. Una ficción dentro de la ficción, fiel a las fuentes de la novela gráfica.

Watchmen sigue respondiendo algunas incógnitas mientras plantea muchas, muchas más. Este episodio enfocado más en sus personajes y su narrativa, y alejado de la contradictoria simbología política, es una muestra de la mejor cara de la serie. Veremos cómo se desarrolla durante el resto de la temporada. Aún quedan máscaras por caer, y esqueletos que descubrir dentro del clóset.