La serie de Damon Lindelof llega hoy a HBO

Diario de Roscharch , Octubre 12, 1985:
“Esta noche, un comediante ha muerto en Nueva York”


Por Mariano González

Watchmen es una obra única, una historia que vino a cambiar la forma de ver a los superhéroes. Una historia que hizo de puntal a la idea de que sí es fundamental contar historias en otro contexto que el ya conocido en la aventuras de superhéroes de silver y golden age. La idea de Alan Moore era tomar varios personajes conocidos en la adquisición de DC a la Charlton Cómics; pero Dick Giordano fue quien logró convencer a Moore que de hacer eso dejaría a dichos personajes inservibles y es ahí donde se decide a crear un abanico de héroes nuevos, pero esta sociedad no está completa si no hablamos de Dave Gibbons, quien logró en esas viñetas particularmente divididas en nueve por página crear con su arte una narrativa única que engrana todo el peso de una contracultura en pos del fin de una inocencia creativa que excluían a pocos autores, como por ejemplo Frank Miller, por citar a uno.

Watchmen se convirtió en una obra maestra, de hecho fue el primer cómic en serie limitada de doce números en hacerse con el premio HUGO, que se otorga a los mejores escritos del género ciencia ficción y fantasía; también es la única obra de este tipo que tuvo lugar en “100 best Novels”, la selección de lo mejor de la literatura inglesa elaborada por la revista TIME en 2005.

 

¿De qué va Watchmen?

La historia narra las desventuras de un grupo extinto de encapotados que tras la muerte de uno de ellos vuelven al ruedo para intentar descubrir al asesino y lo planes detrás de un latente estallido nuclear entre EEUU y La Unión Sovietica. Quizás muchos no conozcan la obra de Moore y Gibbons pero en el año 2009 llega una adaptación en cine a cargo de Zack Snyder y que es, para mí, una de las mejores adaptaciones de un cómic hecho hasta la actualidad, tras varios cambios de dirección, tres borradores de guion y varios pleitos legales. Incluso la película llegó a los cines y se editó en varios formatos hogareños siendo el ultimate cut de 215 minutos que suma “El Relato del Navío Negro” mi preferida, ya que hacen de la experiencia mucho más placentera si son fans del cómic.

La película tuvo un buen recibimiento de parte de la crítica pero sin dudas así como la obra de Moore en los cómics, su adaptación al séptimo arte también trajo polémicas y eso es algo que fue acrecentándose en películas como Man Of Steel y ni hablar de Batman v Superman; parece ser que el público necesita la perpetuidad de los héroes en historias de tinte más naif y superficial, ya que explorar esas historia desde un costado más profundo y con un contenido muchos mas antropológico, por así decirlo, aburre y no son necesarias para alegrar a cierto público de gusto peculiarmente menos “exigente”.

 

Fuimos hijos de la cultura pop, hijos de la música, de las historietas, del cine, de las series y Watchmen es fruto de todo eso es una historia donde el easter egg es nomenclatura primigenia es el despertar del puño en alto para un simple lector como lo fue en mi caso personal, y es por eso que es tan importante el contesxto donde la gente de HBO decide lanzar una serie con el título de Watchmen, producida por un tipo que no es ajeno al éxito de muchas series de un tiempo a esta parte. Y es Damon Lindelof (Lost, The Leftovers): no hace falta ir tan lejos para entender por qué Damon. Él escribió el guion de Promtheus, por ejemplo, y fíjense qué paralelismo pueden hacer entre los arquitectos de esa precuela de ALIEN y Dr Manhattan. Se nota que Lindelof es un amante de la obra de Moore y Gibbons y puedo anticiparles que Watchmen es canon para esta nueva serie, y que Damon toma la obra literaria y no la película como base para su continuidad. Por eso es que esas pequeñas variaciones en el relato de Snyder no deben ser tomadas en cuenta ya que se sabe que hay referencias al final original y al plan de Adrian Veidt.

Por lo poco que sabemos y que pudimos ver en los trailers que HBO fue lanzando, la historia transcurre en la actualidad dentro de un marco político central como lo fue en la obra literaria. ¿Acaso el mundo está en constante caos por causa de esa carta de Roscharch a aquel periódico sensacionalista? ¿Acaso el plan de Adrian Veidt a.k.a Ozymandias no resultó y la sociedad está perdida tal como él creía? Lo que sí podemos suponer es que Watchmen va a poner en eje las problemáticas actuales del mundo globalizado, temas de discriminación racial, conspiraciones gubernamentales y tramas en torno a este mundo donde hay un ser en exilio (?) que puede acabar con la humanidad en un abrir y cerrar de ojos.

 

No sé a ustedes pero a mi la idea de saber que hay una nueva historia transcurriendo en ese mundo distópico a cargo de gente que puede hacernos reflexionar me genera lo mismo que está haciendo Todd Phillips con el “payaso príncipe” del crimen en las salas de cine. Que más les puedo decir amigos si todavía no leyeron Watchmen: háganlo. Si quieren ver la adaptación de Zack Snyder, también. Y hoy cuando en la TV se debatan intereses mucho muy importantes para nuestro país, también reflexionemos qué sería de nosotros sin la fantasía de un mundo en caos reinante más que la propia realidad, una realidad exenta de héroes, una realidad donde nadie vigila a los vigilantes.

 

Watchmen estrena hoy, a las 23.00 horas, por HBO, con episodios nuevos todos los domingos.