La canción más famosa de uno de los artistas más influyentes

 

 

Sin lugar a dudas Elton John es uno de los artistas más influyentes en la industria musical. La historia de “Rocket Man”, la canción que da nombre a la película sobre su vida, también está cargada de misterios.


Para la película sobre su vida, Rocketman, al igual que lo que sucedió con el film sobre Freddie Mercury, Bohemian Rhapsody, también se decidió que comparta título con una de sus canciones. “Rocket Man” (así separado) es uno de los temas característicos que han forjado la carrera de Elton John. Se lanzó el 17 de abril de 1972, y los vínculos literarios y artísticos que lo rodean son increíbles.

En principio es importante nombrar a Bernie Taupin, poeta y amigo personal de Elton: fue quien tuvo la idea de componer la canción, cuando en 1971 cada vez eran más significativos los avances tecnológicos en el mundo: los años 60 y 70 fueron muy importantes para la exploración espacial. El hombre había llegado a la Luna tres años antes y la música, y el arte en general, no quería quedar afuera. En el mismo año en que el Apolo XI arribó al satélite terrestre un artista británico lanzó el disco que lo llevaría al éxito, con una canción que sirvió de inspiración a Elton John. Se trataba de “Space Oddity” de David Bowie. Fue así que Taupin decidió escribir un tema que hablara sobre la vida de un solitario astronauta y que evoca los momentos de su juventud mientras forma parte de un experimento científico. Y él mismo confesó que un cuento corto de Ray Bradbury fue una importante fuente de inspiración de la canción.

Pero no le fue tan sencillo: para la composición de “Rocket Man” no encontraba las frases precisas que encajaran con la historia que quería contar. Sin embargo, en enero de 1972, mientras conducía rumbo a Lincolnshire, se le vino a la mente una serie de ideas que luego plasmó en un cuaderno. Algunos días después viajó a Francia donde iba a encontrarse con Elton John, quien estaba preparando un nuevo disco junto a su banda. Taupin le muestra sus ideas y el cantante quedó impresionado. Comenzó a componer una armonía que se acoplara a lo escrito por Taupin. “Rocket Man” comenzó a sonar en todas partes y se convirtió en un clásico.