La serie de las líneas temporales llega a su fin. ¿O es a su inicio?

La serie alemana de Netflix nos trae el fin de la historia con su tercera temporada. Y desde luego debemos analizar la música que acompañó a los personajes a través de sus viajes y al espectador en cada revelación.


Por Rodrigo Vega

El compositor Ben Frost es quien logra una combinación armoniosa entre las tramas a veces complejas de la serie y la musicalización con elementos de terror. Con 12 tracks Dark: Cycle 1 mezcla cuerdas y una orquesta de 25 músicos que estuvo a disposición del compositor. Además, la música tiene elementos electrónicos de percusión y sintetizadores para dar efectos tétricos tan adecuados para diversos misterios de la serie. Destacando “Das Ist Nicht Mikkel”; “Tick Tack, Tick Tack”; “Apokalypse”.

Mientras, la banda sonora de la segunda temporada, Dark Cycle: 2, cuenta con 13 tracks. Entre los cuales encontramos “Die Apokalypse Muss Kommen”; “Winden 2053”; “Du Bist Ein So Guter Mensch”.

Tenemos musicalizados momentos memorables de la serie, como la apertura con “Goodbye” de Apparat que se ha vuelto la canción oficial de Dark. También cuando Mikkel desaparece al ritmo de “Nightfall” de Mimi Page; o el gran suceso del final de la primera temporada con «A Quiet Life» de Teho Teardo y Blixa Bargeld.

Desde luego las temporadas tienen una selección de canciones por artistas que brindan color a los episodios. Nombres clásicos como Elvis Presley, Peter Gabriel, Belinda Carlisle y The Human League se cruzan con los nuevos Fever Ray, Roomful of Teeth, Agnes Obel.

Dark es un viaje de ida hacia los terrores del tiempo. Qué mejor manera de entrar a sus cuevas acompañados de esta música. Te invitamos a seguir nuestra playlist en Spotify y darle play: