Música para este bucle temporal en el que estamos

El recurso time loop o bucle de tiempo se adapta a todos los géneros. Desde la ciencia ficción de Edge Of Tomorrow donde Tom Cruise pelea con aliens, pasando por el terror de Happy Death Day donde la protagonista repite el día cada vez que la matan, hasta Premature donde el protagonista repite el día cada vez que tiene un orgasmo. Y claro tenemos el clásico Groundhog Day que todos amamos. Esta vez regresamos a la comedia romántica en el contexto de una boda con Palm Springs.


Por Rodrigo Vega

Esta semana Hulu informó que Palm Springs rompió récords en su plataforma. Andy Samberg y Cristin Milioti están atorados en un loop interminable en la película que rompió el récord de tres días para una producción original y también para cualquier otra lanzada en la plataforma. También es el film original de Hulu más discutido en las redes sociales para su primer fin de semana. Recordemos que Palm Springs rompió el récord de la venta más grande en Sundance: por 69 centavos superó los 17,5 millones de dólares de The Birth of a Nation.

La música para este proyecto es crucial, dado que los protagonistas pasarán por todos los estados de ánimo mientras aceptan su presente atrapados en el tiempo. Para esto tenemos las composiciones de Matthew Compton, quien logra establecer los tonos de las escenas con su música incidental. Son 11 tracks que ofrecen al espectador un pasaje dentro de las emociones de los personajes, cuyos destacados son “Sarah Drives To Austin”, “Race To The Cave” y “What If We Get Sick Of Eachother”.


Desde luego también contamos con una selección musical que realmente sorprende, donde destacan Demis Roussos con “Forever And Ever” que abre la película. Patrick Crowley con “Megatron Man” tiene dos momentos destacados en la película y con “One Hot Afternoon” es parte de un viaje de drogas de los protagonistas. Bianca Gisselle con “Sink” suena durante la boda eterna y Natural Child con “Saturday Night” es parte de una secuencia donde los protagonistas disfrutan del bucle temporal. Genesis con “Brazilian” musicaliza una revelación importante, Gram Parsons con “In My Hour Of Darkness” permite a los protagonistas romper el ciclo y Hall & Oates con “When The Morning Comes” se despacha hacia el final.


Sin dudas Palm Springs es otro de los éxitos del año que merece ser vista y su banda sonora acompaña nuestro propio bucle temporal.

Invitame un café en cafecito.app