Invitame un café en cafecito.app

La magia de David Bowie

Labyrinth es un film icónico cuyo protagonista ya era un ícono por derecho propio. La obra definitiva de David Bowie como actor es nada menos que una historia fantástica donde el cantante interpreta al Rey Goblin Jareth, enviando sus criaturas por el hermano bebé de la protagonista Sarah (Jennifer Connelly) cuando ella desea que a su hermano se lo lleven los duendes porque no deja de llorar.


Por Rodrigo Vega

Un aspecto fundamental de Labyrinth es su soundtrack, con el compositor Trevor Jones a cargo de la música incidental apoyada en el estilo de 1986, mucho uso de sintetizadores en las piezas, y brindando un toque lúdico y enérgico a la trama de fantasía. Los tracks creados fueron “Into the Labyrinth”, “Sarah”, “Hallucination”, “The Goblin Battle”, “Thirteen O’Clock”, and “Home at Last”.

Por otra parte David Bowie creó cinco canciones originales para la película, todas ellas teniendo momentos memorables dentro de la trama. La recordada escena de las escaleras en “Within You”; la escena del baile en “As The World Falls Down”; la diversión de los duendes en “Magic Dance”; y además del single “Undergound”, que tuvo su video oficial.

La música de Labrynth, así como el mismo film, marcaron varias generaciones que hasta el día de hoy siguen descubriendo una de las películas más sorprendentes de un artista legendario.