Invitame un café en cafecito.app

La película de terror slasher más divertida tiene su secuela

The Babysitter estrenó en 2017 con un elenco joven y llamativo: Samara Weaving, Juda Lewis, Bella Thorne y la siempre fabulosa Leslie Bibb. El director McG conocido por dirigir las dos Charlie’s Angels y por brillar en televisión con series como Supernatural y The OC, regresa para dirigir la secuela pronta a estrenar en septiembre The Babysitter: Killer Queen.


Por Rodrigo Vega

En la primera parte de The Babysitter, este slasher con mucho humor negro, Cole (Judah Lewis) queda al cuidado de la niñera más hot que se haya visto en bastante tiempo, Bee (Samara Weaving), que resulta tan bella como siniestra. Bee es una satanista cuya edad es desconocida pero supera ampliamente su apariencia juvenil, porque hizo un pacto para ser joven bella y fuerte. Para esto necesita dos cosas: atraer nuevas almas perdidas y la sangre de un inocente. Cuando Cole se encuentra en medio del ritual satánico de Bee, comienza una noche alucinante de acción, sangre y buena música.

El compositor Douglas Pipes (Trick ‘n Treat, Krampus) se encarga de los tracks incidentales que fusionan percusión electrónica, sintetizadores y sonidos lúdicos a la par de la visión pre adolescente del protagonista Cole.

Las canciones elegidas representan momentos clava en la película: “Boys Wanna Be Her” de Peaches nos presenta a Bee; “I Just Want to Make Love to You” de FOGHAT es parte de un montaje muy divertido; “I Want Candy” de Bow Wow Wow suena cuando Bee y sus amigos juegan a girar la botella; “We Are The Champions” de Queen suena en el momento cuando Cole supera los miedos que le impiden madurar y el final de la película nos trae “Baby Sitter” de Betty Wright. Un bonus es “Tainted Love” de Soft Cell que suena en el trailer.

Con la secuela próxima a estrenar, nada mejor que volver a ver esta historia de terror con buena música.