La problemática del narcotráfico en Estados Unidos

En 60 días preso en Narcolandia seis participantes encubiertos se camuflan entre distintas áreas de la comunidad de Kentucky e Illinois para exponer la existencia de los distintos cárteles y los problemas que el narcotráfico genera en el corazón de los Estados Unidos.


A&E presenta el domingo 1 de diciembre a las 23.40 horas la nueva serie 60 días preso en Narcolandia, en la que un grupo de personas ingresarán de encubierto en distintas áreas de la comunidad de Kentucky e Illinois, Estados Unidos, para exponer, vivenciar y reflejar los problemas del narcotráfico en ese país.

Spin-off de la atrapante serie real life 60 días preso, en la que un grupo de inocentes ingresa a una prisión de máxima seguridad para vivir durante dos meses la experiencia de estar en una cárcel, 60 días preso en Narcolandia se centra en áreas cruciales a lo largo de la ruta Interestatal 65, uno de los corredores de narcotráfico más grandes del país, que abarca seis condados de Kentucky e Indiana, para ver de primera mano cómo los cárteles de la droga se han infiltrado en el corazón de Estados Unidos. La pequeña ciudad rural de Bullitt será uno de los puntos en los que los participantes se infiltrarán, ya que ésta se ha convertido en una sede estratégica para los cárteles de drogas gracias a la precariedad de sus fuerzas de seguridad y sus discretas locaciones geográficas.

Los participantes encubiertos provienen de diversos orígenes para abordar la crisis de las drogas desde múltiples ángulos. Los espectadores siguen a los participantes en las calles y en la cárcel, y también viajarán junto con la policía local dentro de la Unidad de Narcóticos en un intento de obtener una visión de 360 grados de la epidemia.

En el transcurso de ocho episodios, los equipos irán encubiertos en algunas de las áreas más peligrosas e infestadas de drogas en la zona centro del Oeste. Además, los espectadores regresarán a la cárcel del Condado de Clark de Indiana, el hogar de las temporadas uno y dos de 60 DÍAS PRESO, donde por primera vez, la investigación también se extenderá más allá de los muros de la cárcel, mientras este equipo de participantes va encubierto en las calles, sumergiéndose en las comunidades del condado de Clark y del condado de Bullitt, Kentucky. Además, la Unidad de Narcóticos del Condado de Bullitt, dirigida por el Mayor Mike Halbleib, proporcionará acceso único a la misión de la unidad de recuperar a la comunidad mediante la identificación de narcotraficantes y personas conectadas con el cártel.

El sheriff del condado de Clark, Jamey Noel, quien participó en 60 días preso, también formará parte en este nuevo programa dedicado a aprender más sobre los delitos relacionados con las drogas que han causado el aumento de la población carcelaria en el último año. Un ex agente de la patrulla fronteriza y un reportero de noticias se incorporarán como presos dentro de la cárcel para comprender mejor el uso de drogas respaldado por el cártel dentro de las instalaciones, así como también cómo funciona el cartel.

Además de reunir información dentro de la cárcel, otros cuatro participantes, un investigador privado, un orador motivacional, un especialista en adicciones y un exadicto convertido en defensor de la recuperación, vivirán entre los lugareños y se insertarán en la escena de las drogas dentro del condado de Clark y Bullitt. Allí intentarán identificar puntos calientes, distribuidores y descubrir de dónde se originan las drogas.

 

Por la carretera de drogas ilegales
Estados Unidos es un país que registró más de 70.000 muertes por sobredosis en el año 2017, aproximadamente cuatro muertes por sobredosis por cada homicidio, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. En 2017, murieron más estadounidenses a causa de las drogas que todos los que perecieron en las guerras en Vietnam, Irak y Afganistán juntos.

El sheriff Jamey Noel, del condado de Clark, Indiana, quien formó parte de 60 DÍAS PRESO, ha visto la guerra contra las drogas a medida que ha evolucionado durante varias décadas. Ha pasado 26 años en la policía de Indiana y como sheriff, ha puesto a la policía encubierta en el sistema carcelario de su condado para tratar de erradicar las causas de la epidemia de drogas, trabajo que ha sido televisado en los 60 días preso y que podrá verse también en 60 días preso en Narcolandia.

Noel dice que una de las formas en que los grupos de trabajo de drogas tienen que estar alertas es reconocer cómo los cárteles cambiarán las drogas que venden dependiendo de las comunidades estadounidenses a las que las venden. Por ejemplo, dice Noel, cuando los gobiernos estatales comenzaron a tomar medidas enérgicas contra los médicos por la prescripción excesiva de opioides, los cárteles mexicanos inundaron el mercado con heroína y opio para aprovechar la escasez resultante. Cuando las sobredosis de heroína comenzaron a aumentar, los cárteles cambiaron a metanfetaminas porque esas drogas no tenían la misma reputación empañada.

Noel ha visto varias iteraciones del tráfico de drogas desde la frontera sur de la nación, observando que las estrategias de contrabando y las drogas mismas evolucionan con los años. Los distribuidores con los que lucha su equipo, dice, son verdaderos genios de los negocios. Ahora Jamey acompañará a estos participantes con una identidad falsa a que se infiltren en áreas cruciales donde se propaga el narcotráfico para investigar cuánto han penetrado las drogas en los Estados Unidos.