Verdades que duelen
El movimiento #MeToo sirvió no solo para denunciar abusos recientes contra mujeres, sino también para que vuelvan a tomar fuerza denuncias pasadas en contra de hombres que por una u otra razón quedaron impunes. Este es el caso de R. Kelly, famoso rapero estadounidense, que a pesar de contar con un sinfín de acusaciones de abuso y protagonizar varios escándalos mediáticos, aún tiene una carrera en la industria de la música lanzando singles y realizando giras internacionales.


Por Javier Puma

Sobreviví a R. Kelly es una miniserie documental que expone de manera detallada y cruda más de 50 testimonios de mujeres que sufrieron abuso sexual, físico y psicológico por parte del cantante, varios de los cuales sucedieron cuando ellas eran menores de edad.

R. Kelly tiene una importante carrera en la industria del rap estadounidense. En principio gracias a los millones en venta de discos y colaboraciones musicales, incluyendo su gran éxito con el hit “I Believe I Can Fly”. Su fama y dinero le otorgaron un poder tal que le permitieron encubrir la faceta más perversa de su persona. El documental pone el foco en las víctimas y testigos de sus abusos a lo largo de su carrera. Uno a uno se suceden los testimonios de estas valientes mujeres que cuentan su verdad mirando directamente a cámara, prefiriendo de hecho llamarse a sí mismas “sobrevivientes” antes que “víctimas”. Sobrevivientes de un depredador sexual.

El primer episodio nos adentra brevemente en la complicada niñez del cantante (la cual no se considera nunca como justificación de sus actos) y su meteórico ascenso a la fama. Pronto nos encontramos con revelaciones por parte de una cantante que R. Kelly eligió como corista cuando tenía 14 años; y que cuenta de sus relaciones sexuales con ella y varias de sus amigas de su edad. Como si eso fuera poco, luego se relata el escándalo producido cuando se dio a conocer de su matrimonio con una chica de 15 años. Un ex-manager incluso confiesa haber falsificado documentos para permitir la unión, aunque luego tuvo que ser anulada. El documental también comenta cómo ésta información fue de dominio público y de los medios de comunicación; y a pesar de todo su carrera no se vio afectada. Quizás de haberle puesto un freno a tiempo, el rapero no habría seguido libre de cometer más abusos sin mayores consecuencias.

Sobreviví a R. Kelly es un documental de difícil visionado por la indignación y enfado que pueden producir la crudeza de los testimonios; en especial si algún espectador vivió una situación similar. Sin embargo, son verdades que se mantuvieron en silencio por mucho tiempo y que ahora, gracias a los nuevos movimientos feministas, encuentran el espacio propicio para revelarse. Verdades que aunque duelan, merecen ser escuchadas. Y sobre todo, creídas.

Sobreviví a R. Kelly es un evento especial de 3 noches, que comienza este viernes 8 de marzo a las 21.00 horas por Lifetime.