Nos invita a entrar a los inquietantes y hostiles paisajes de Los Andes Salvajes

Smithsonian Channel se presenta en Argentina con una impactante nueva serie en alta definición 4K que resalta la belleza salvaje y la diversidad de la vida silvestre en una de las regones más extremas del mundo. Disponible al aire a principios de enero de 2019.


Durante más de tres años, el cineasta Christian Baumeister y su intrépido equipo desafiaron picos volcánicos, lagunas cáusticas, densos bosques tropicales y salinas iluminadas por el sol para capturar el paisaje y la diversidad de vida salvaje de los Andes. Viajando por seis países y cubriendo más de 3200 kilómetros en vehículos todo terreno, se enfrentaron a extremos desafíos alcanzando lugares inexplorados en busca de las criaturas más raras del mundo. Los Andes Salvajes exhibe esta espectacular región y a los animales que la habitan en detalle con una nueva serie de tres partes que se estrenará a principios del 2019 en Smithsonian Channel.

Los Andes Salvajes captura comportamientos animales nunca antes vistos en alta definición 4K, con tomas aéreas, deslumbrantes lapsos de tiempo y cinematografía en extrema cámara lenta, que llevan el poco conocido mundo de los Andes directamente a los hogares de los televidentes. La cadena montañosa más larga del mundo, los Andes se extiende por más de 6,400 kilómetros a lo largo del borde occidental de Sudamérica. Desde los picos tropicales de los Andes en el bosque nublado hasta las extensiones de hielo de la Patagonia, los Andes es un lugar de paradoja y maravilla, donde las condiciones extremas han dado lugar a una biodiversidad única con muchas especies que no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra.

En Los Andes Salvajes, se puede ver el nacimiento íntimo de una cría de vicuña y ser testigos de la cacería de guanacos hecha por un puma. Así como descender a las profundidades del lago Titicaca para descubrir los comportamientos extremos de la rana Titicaca, una criatura tan bien adaptada para absorber el poco oxígeno que existe en el agua que ha abandonado sus pulmones por completo. La serie invita a observar a una familia de osos de anteojos en peligro de extinción, la única especie de oso que se encuentra en América del Sur, mientras la madre lleva a sus pequeños cachorros en una precaria escalada en busca de plantas de bromelia. También se podrá ver más de 150 especies de colibríes -algunos que solo se pueden encontrar en un solo valle- y miles de flamencos bailando al unísono.

El capítulo que estrena la serie, Patagonia Salvaje, visita el extremo sur de Sudamérica, una región con un terreno tan variado como su clima. Aquí, vastos glaciares, imponentes picos, volcanes activos y bosques prehistóricos forman el telón de fondo de las vidas de los cóndores carroñeros, zorros y una puma madre que intenta alimentar a sus cachorros hambrientos. En los flancos occidentales de estas cordilleras del sur se encuentra la selva valdiviana, la selva más austral del mundo, hogar de un mundo secreto de criaturas que no se encuentran en ningún otro lugar. Aquí, la rana macho de Darwin nutre su nido de renacuajos en su garganta, mientras que un par de escarabajos ciervos de Darwin alimentados con feromonas combaten por una hembra.

 

Los siguientes episodios de Los Andes Salvajes son:

Supervivencia extrema
El Altiplano se encuentra a más de 3600 kilómetros sobre el nivel del mar, una vasta meseta sin árboles con el aire peligrosamente fino, con lagos tóxicos y clima que puede cambiar en un segundo. Frente a condiciones como estas, solo unos pocos animales han desarrollado las adaptaciones necesarias para sobrevivir en las tierras altas centrales. Uno de esos animales es la vicuña. Estos primos lejanos de alpacas han desarrollado el pelaje más fino del planeta y la sangre más rica en oxígeno que cualquier otra criatura conocida, ideal para soportar noches de temperaturas bajo cero y altitudes vertiginosamente altas. Sin embargo, su mundo no es despreocupado, ya que deben estar en alerta constante para cuidarse de los zorros y pumas cercanos que buscan su próxima comida.

La vida en las nubes
En el tramo norte de los Andes, las fuerzas tectónicas están aún activas hoy en día, junto con las poderosas lluvias tropicales han tallado picos agudos y profundos valles, cada uno siendo un sector aislado de la evolución que ha dado origen a 150 especies de colibríes. Este es un mundo de volcanes nevados bañados en un deslumbrante sol ecuatorial, y vagando por sus laderas está la única especie de oso que se encuentra en América del Sur: el oso de anteojos. En lo alto del denso bosque nublado vive el olinguito nocturno, un pariente del mapache que come fruta. Los olinguitos son tan tímidos que recién fueron identificados por científicos del Smithsonian Institution en el 2013; es una rara hazaña poder ver a esta misteriosa criatura.