La chica que todos quieren

Anna Kendrick cumple años y decidimos festejarlo recomendando dos de sus películas, que probablemente no viste y deberías. Vamos con Amor sin escalas (Up in the Air) y 50/50. Podés encontrarlas en Qubit.


Por Lau Kievsky

Seguramente viste o conocés Ritmo perfecto (Pitch Perfect) y de ahí reconocés a Anna Kendrick, pero mucho antes de eso, la actriz interpretó varios personajes dignos de reconocimiento e incluso uno le valió una nominación al Oscar en 2010. Acá te dejamos un breve resumen de estas películas que tenés que ver:

Amor sin escalas
Amor sin escalas es una película bastante subvalorada que obtuvo varias nominaciones al Oscar, incluyendo mejor actriz de reparto por Anna Kendrick y Vera Farmiga. Si bien habíamos visto a Kendrick hacer un personaje muy secundario en la saga Crepúsculo, acá la vemos lucirse con un personaje único. Gracias a esta película, la actriz se hizo más reconocida en el ambiente y eso le valió algunos roles importantes en estos últimos años.
La película trata de una empresa de despidos, y en particular se centra en dos de sus empleados: Ryan Bringhman (George Clooney) y Natalie Keener (Kendrick), que recorren Estados Unidos ofreciendo sus servicios. Si te gustaron Juno y Gracias por fumar, este drama del mismo director (Jason Reitman) te va a llevar a pasear por varias ciudades de Estados Unidos, mostrándote como se modifican las relaciones entre las personas cuando uno pasa solo 43 días al año en su casa.

 

50/50
Cuando pensamos en películas sobre personas con cáncer se nos vienen a la cabeza Bajo la misma estrella, La decisión de Anne y otros dramas que nos hacen llorar. 50/50, en cambio, es una comedia que muestra otra faceta de la lucha contra esta enfermedad. Joseph Gordon-Levitt se pone en los zapatos de un joven al que le diagnostican un tumor en su columna vertebral que hace que su vida haga un giro de 180 grados. Decide comenzar terapia, y allí conoce al personaje de Kendrick, Katherine, una joven psicóloga que lo acompaña durante este largo proceso. Si bien la película trata un tema sensible, lo hace de una forma muy distinta a la que estamos acostumbrados; toma con humor situaciones como la quimioterapia y las frustraciones que lleva este diagnostico. Si te interesa ver una película realista sobre esta enfermedad, que te haga reír y empatizar con los diferentes personajes, definitivamente tenés que ver 50/50.

Podés encontrar ambas películas en Qubit y decidir entre un drama existencial o una comedia ácida. En cualquier caso no te vas a arrepentir.