Un relato sobre la pedofilia 

TÍTULO ORIGINAL: Hombres de piel dura
DIRECCIÓN: José Celestino Campusano.
ACTORES: Wall Javier, Germán Tarantino, Claudio Medina.
GUION: José Celestino Campusano.
FOTOGRAFÍA: Eric Elizondo.
MÚSICA: Claudio Miño.
GÉNERO: Drama.
ORIGEN: Argentina.

Ariel es un atractivo joven homosexual nacido y criado en una zona rural de la provincia de Buenos Aires, donde vive junto a su padre y su hermana. En plena pubertad fue seducido por Omar, el sacerdote católico de su comunidad que supo aprovecharse de la inexperiencia del joven para manipularlo emocionalmente. Harto de este estado de cosas Ariel pone fin a la relación y se abre a nuevos vínculos sorteando la presión paterna (que insiste en acercarle compañías femeninas) y las miradas conservadoras de cierto sector social.


Por Iván San Martín

Llega a las salas la nueva película de José Celestino Campusano que pone el foco en la búsqueda de identidad de un joven gay quien trata de sobrevivir mientras el pequeño pueblo rural donde vive lo discrimina.

Ariel termina la relación secreta que tenía Omar, el cura del pueblo quien es mucho más grande que él, eso será el punto de partida para embarcarse a conocer otros hombres con los cuales entablar una nueva relación, pero la hostilidad de ese lugar lo expone ante las críticas y las cargadas de esos supuestos “hombres rudos” de campo.

Mientras tanto Omar busca “contener sus impulsos”, pero en su retiro espiritual se apoya en otro cura, denunciado por abuso sexual, quien pide que vayan a pegarle de una vez así deja de lidiar con la indiferencia que les transmiten los habitantes.

Hombres de piel dura es una película descarnada y directa que va al grano en donde Campusano expone claramente las miserias y los prejuicios de los vecinos de ese lugar, estos no aceptan que exista otra elección sexual y frecuentemente se burlan de los gays e incluso tratarán de que “corregir” lo que creen que es una desviación o inmoralidad, algo que en pleno siglo XXI ya no debería ocurrir.