La empresa argentina con más de 30 años en la industria de doblaje y subtitulado

CIVISA Media es la empresa argentina con más de 30 años en la industria de doblaje y subtitulado que hace poco tiempo decidió expandir su know-how en localización de contenido hacia los videojuegos, un mercado en crecimiento en América Latina.


CIVISA Media es una empresa Argentina fundada en 1986 que se especializa en doblaje y subtitulado para la industria del entretenimiento. La compañía cuenta en sus estudios de grabación con 13 salas de doblaje en Buenos Aires, Argentina y oficinas en Miami, Estados Unidos. Ofrece servicios de doblaje, subtitulado, producción y post-producción para las más importantes compañías de contenidos de América, Europa y Asia.

Hace algunos meses CIVISA Media amplió sus servicios de localización para la industria de videojuegos, y con esa excusa entrevistamos a Guillermo Patiño Mayer, CEO de la compañía, para conocer más acerca de este trabajo en Argentina y la resiente vista puesta sobre los videojuegos.

 

¿Cómo son las etapas en el proceso de doblaje y subtitulado?

Guillermo Patiño Mayer: Las etapas son varias y diferentes entre un tipo de servicio y el otro.
En subtitulado, una vez que recibimos los materiales (Video + Scripts en Idioma Original) y se establecen las fechas de entrega con el cliente, se procede a la traducción, luego la adaptación para subtitulado (estamos limitados a unos 35-38 caracteres por renglón en pantalla; un máximo de 2 renglones para colocar el texto y una duración media del texto en pantalla como para que cualquier persona pueda leerla). Luego pasa al proceso de temporizado, es decir, se procesa toda la traducción previamente adaptada en softwares especiales para subtitulado, donde se le asigna una tipografía, color y tamaño específico (comúnmente establecido esto por el cliente) y luego se “temporizan” todos los textos como para indicarle al software “cuando” debe entrar dicho texto en relación con la imagen en pantalla; “cuanto” debe durar y “cuando” debe salir de pantalla para darle lugar al siguiente… y así sucesivamente. Algunos programas de TV de 45 minutos de duración pueden llegar a contener entre 600 y 800 subtítulos. Todo el proceso es 100% artesanal y realizado por profesionales. El software solo automatiza y condensa toda la información luego en un archivo específico y 100% compatible con el software de los clientes (los canales de TV o Netflix, por ejemplo) o, si el cliente así lo solicita, se realiza el “quemado” de dichos subtítulos sobre el video master para ser emitido directamente con los subtítulos. Hecho esto, se procede a realizar el QC o Quality Control a todo el material en tiempo real.

En doblaje, el proceso comienza de la misma manera, pero desde el proceso de adaptación en adelante, es diferente. La adaptación se realiza “para” doblaje. En donde los tiempos de las frases traducidas a grabar por parte de los actores, se mide y debe coincidir con el movimiento de los labios (Lip-Sync). Luego ingresa el script traducido y adaptado a nuestras salas de grabación, donde un ingeniero de sonido + un director artístico (en algunos casos es la misma persona) es el encargado de “guiar y dirigir” a los actores para que le pongan su voz y emoción a los personajes, tratando de copiar al máximo las expresión del actor original en el video. Una vez grabadas todas las voces “por separado” (se hacen de a una a la vez para cada uno de los personajes), se procede a la mezcla, donde otro ingeniero de sonido en una sala de mezcla especial (que puede ser Stereo 2.0 o 5.1 Surround), es el encargado de “mezclar” todos los efectos especiales, las músicas y todas las voces que se encuentran todas en canales de audio separados (algunas veces más de 100 en una sola película, por ejemplo) para luego poder volcarla al contenido original o master. En varios casos, en CIVISA Media debemos crear desde cero todos los efectos especiales y las músicas de los contenidos, ya que muchas veces los propietarios no las tienen.
Luego de este proceso, se realiza el QC y en caso de estar aprobado, se le envía al cliente a través de nuestra fibra óptica dedicada, a servidores privados de los clientes.

 

¿Cuál es la principal diferencia entre traducción y adaptación?

GPM: La traducción es el proceso por el cual se traducen, en forma más literal, todas las palabras de un idioma origen al idioma destino. La adaptación, es el proceso por el cual se “adaptan” dichas traducciones al tipo de trabajo/servicio solicitado (subtitulado o doblaje).

 

¿Es necesario tener en cuenta el destino del material audiovisual, tanto con respecto al público que lo verá como al medio por el cual se reproducirá?

GPM: Definitivamente. En programas con contenidos médicos, científicos o sobre animales (por ejemplo Discovery Channel), donde muchos de los usuarios finales son personas eruditas en la materia tratada, el nivel de atención y calidad en las traducciones y pronunciaciones (de medicamentos, enfermedades, cifras, años, etc.) debe ser en extremo elevado. Cualquier error es fácilmente detectado por los televidentes y, gracias al fenómeno de las redes sociales, inmediatamente viralizado.
En contenidos, como por ejemplo los del tipo reality, si el programa transcurre en una prisión donde todos los participantes son reclusos de las clases sociales más bajas, la traducción y adaptación debe reflejar el contexto. Son adaptaciones más coloquiales si se quiere y debemos tener en cuenta lo que se dice y como se dice.

 

¿Hay momentos en los cuales deban ponerse en contacto con las productoras para resolver dudas acerca de hacia dónde apunta una frase?, por ejemplo.

GPM: Continuamente. Para cada cliente desarrollamos lo que llamamos “una Biblia”, donde se vuelcan todas las dudas idiomáticas, estilos, palabras prohibidas, etc. y cómo se resuelven en cada caso. Esto a su vez es compartido con nuestros más de 100 traductores para que sepan “como” actuar en cada caso y “que quiere” y que “no quiere” cada cliente. Se actualiza continuamente.

 

Civisa Media opera en más de 10 países alrededor del mundo. ¿Cuál es la sustancial diferencia que encuentran entre Argentina y los restantes respecto a la forma de llevar a cabo el trabajo de doblaje?

GPM: Durante muchos años, México era considerada como “la cuna” del doblaje latinoamericano (cosa que en realidad no fue así, ya que el primer doblaje en Latinoamérica se hizo en Buenos Aires y lo realizó Disney), pero luego de algunos años y gracias a la inversión de empresas de doblaje local como CIVISA Media, en viajar para conocer nuevos clientes (estamos presentes en todas las ferias internacionales de TV del mundo), el alto grado de capacitación de los RRHH locales y en la profesionalización de los actores a nivel local en lo que al español neutro se refiere (más alguna que otra ayuda con el precio del dólar en el pasado), hizo que Argentina crezca más y más cada año, compitiendo hoy por hoy cabeza a cabeza con el país hermano de México. Hoy ambos países encabezan las listas de preferencias de todas las empresas de contenidos del mundo que requieren adaptar y doblar sus contenidos para el mercado latinoamericano.

 

¿Cuáles son las principales productoras de contenido nacionales e internacionales a quienes ofrecen su servicio?

GPM: Discovery Networks (desde hace más de 20 años en forma ininterrumpida); Telefe, Viacom (MTV, Nickelodeon, Paramount, etc.), AMC Networks (Europa-Europa), Turner (TNT) y Record TV de Brasil, entre muchas otras.

 

¿Los afecta el hecho de que el público está demandando más el doblaje que el subtitulado al momento de elegir una película?

GPM: No… o sí, pero de un modo positivo. Hoy CIVISA Media cuenta con la mayor cantidad de salas de doblaje in-house de América Latina, lo que nos da la posibilidad de producir miles de horas de doblaje al año, para los clientes más exigentes.

 

¿Cómo ven el mercado del doblaje actual? ¿Existieron avances desde la reglamentación de la ley de doblaje?

GPM: Vemos un mercado muy competitivo. Aunque a veces con reglas poco claras (y equitativas) para muchas de las empresas que no forman parte de la Cámara Argentina de Empresas de Doblaje, de la cual soy su Presidente. Esto hace que muchas veces, empresas más pequeñas y trabajando por fuera de los cánones o reglas preestablecidas, generen cierta competencia desleal y ruido en el mercado local. Sin nombrar los bajos estándares de calidad que muchas tienen y que afectan al prestigio que hemos logrado conseguir en el mercado del doblaje latinoamericano.

 

¿Cómo fue la iniciativa de expandir su know-how en localización de contenido hacia los videojuegos?

GPM: Esta iniciativa comenzó en realidad en 2008, pero luego de una gran inversión en tiempo y dinero, nos dimos cuenta (y aprendimos) que el mercado latinoamericano (producto de la piratería pura y exclusivamente) no estaba siquiera en el radar de las grandes compañías desarrolladoras de videojuegos. Fue por eso que desistimos en su momento. Hoy por hoy y gracias a los avances tecnológicos, los juegos en red y otros factores, entendimos que ahora si las condiciones están dadas para crecer y poder ofrecer nuestros servicios para la región… y volver a intentarlo. Y el olfato no nos falló. Luego de participar de las 2 convenciones más importantes de videojuegos en los EEUU meses atrás, vimos un gran potencial en los servicios de localización para la industria de los videojuegos. Y es ahí donde decidimos que queremos estar desde el minuto 1, ahora que las condiciones son mucho más favorables para la región en esta industria que no para de crecer y crecer año tras año.