La antología creada por Ryan Murphy regresa el 13 de septiembre por FX

Casas embrujadas, vampiros, sectas y alienígenas son algunas de los recursos que utilizó Ryan Murphy para reinventarse año tras año, pero ¿qué otros elementos vuelven a AHS una de las series más elegidas por los fanáticos del género? ¿Y cuáles fueron sus momentos más gloriosos?


Por Gustavo Emanuel

Corría el año 2011 cuando el universo creado por Ryan Murphy (Glee) y Brad Falchuk (Nip/Tuck) comenzaba su recorrido en la pantalla chica. En principio, nadie se hubiese imaginado que dicha serie, presentando una historia completamente redonda, continuase vigente hasta el día de hoy. Pero dando un vuelco de 180° al inicio de cada una de sus temporadas siguientes, lo consiguió. Actores ya consagrados (entre los que resaltan Sarah Paulson y Evan Peters) que, temporada a temporada, demuestran estar a la altura de cualquier situación y un mix de terror, humor y sexo, vuelven a AHS, una de las series más originales de la última década y esto se refleja en los altos niveles de audiencia que deja para la cadena FX. Todo está en su dosis justa y con el correr de los años, aunque también con altibajos, todos nos volvimos adictos a la locura que nos presenta.

El próximo jueves 13 de septiembre comienza la octava temporada titulada Apocalypse y para calmar la espera, vamos a marcar sus aciertos y posibles errores enumerando de mejor a peor sus temporadas anteriores.

1 – MURDER HOUSE (Primera Temporada)

Quizá la más simple, pero efectiva de todas las temporadas. Fue la carta de presentación y trajo un aire fresco a todo lo que veníamos viendo en la pantalla chica. Una familia bastante disfuncional se muda a su nueva casa y esto se termina convirtiendo en una de sus peores decisiones. Una mansión repleta de fantasmas vengativos, referencias por mil al género, pero todo en su dosis correcta. Es la temporada perfecta para introducirse en la locura. Todo es sorpresa en este arco argumental e incluye giros totalmente inesperados.

 

2 – ASYLUM (Segunda Temporada)

Sin duda alguna, la bisagra que marcó un antes y un después en la historia de AHS fue su segunda temporada. En ella nos introducían en un psiquiátrico en el que veíamos brillar, en su totalidad, a la mayor estrella que nos ofreció la serie hasta el momento, Jessica Lange; y a su vez, Sarah Paulson nos regala su mejor personaje de toda la antología: Lana Winters. Experimentos nazis, alienígenas y hasta el mismo demonio, hacen de Asylum una de sus temporadas más ricas en cuanto a guion y producción. Una trama totalmente exquisita y oscura que nos demuestra que no hay peor enemigo que la maldad del propio ser humano.

 

3 – CULT (Séptima Temporada)

La historia de esta temporada demuestra que no hace falta de elementos sobrenaturales para generar pánico. Transcurre en U.S.A. tras el triunfo al poder de Donald Trump. Un grupo de fanáticos políticos desatan el caos en la ciudad y todo parece ir de mal en peor con el correr de los capítulos. En Cult nos encontramos con la entrega más realista, tratando temas como la homofobia, xenofobia y misoginia. Vale la pena visionarla en los tiempos actuales.

 

4 – ROANOKE (Sexta Temporada)

Imitando las dramatizaciones sobre sucesos paranormales transmitidas por cadenas como Discovery Channel, Murphy nos sumerge en la historia real de la desaparición de la colonia de Roanoke en 1590. Introduciendo datos ficticios y hasta el innovador estilo falso documental (para la serie), este arco se convierte en uno de los más dinámicos de todos los presentados, solo hay terror y más terror, encontrando a mitad de temporada un giro inteligente para el desenlace de la trama.

 

5 – FREAK SHOW (Cuarta Temporada)

Si bien no es una de las mejores entregas en cuanto a guion, tiene sus aspectos positivos. Básicamente, es un homenaje a la película Freaks (1932). Todo transcurre dentro de un circo en donde habitan infinidad de fenómenos. Personas excluidas por la sociedad que encuentran allí un lugar dónde ser felices y de algún modo, pares con quienes encajar. Cabe destacar que esta fue la despedida de Jessica Lange de la serie y así también fue el inicio de los crossovers entre temporadas, que si bien no alteran el orden de las mismas a la hora de visualizarlas, son condimentos que aportan un plus a la mitología.

 

6 – COVEN (Tercera Temporada)

Maldigo la hora en que desaprovecharon lo que podría haber sido la mejor historia de AHS. Murphy tenía todos los ingredientes para explotar la antología en su tercera temporada: una base ya definida, audiencia que acompañó en sus anteriores entregas, actores capaces de adaptarse a cualquier papel, la incorporación al elenco de ¡Kathy Bates! y sobre todo, una historia de brujas y sus respectivas descendientes. ¿Qué es lo que falló? Todo parecía ir bien en sus primeros episodios, pero fue a partir del tercero que se desmoronó la historia. El afán de querer convertir la serie en un producto más “teen” hundió a Coven en un sinfín de incoherencias totalmente imperdonables, derivando en una competencia al mejor estilo MTV entre las integrantes jóvenes del aquelarre.

 

7 – HOTEL (Quinta Temporada)

Un hotel embrujado, referencias a El resplandor (The Shining) y el debut protagónico de Lady Gaga, no alcanzaron para reemplazar la baja de Jessica Lange y convirtieron a Hotel, en una de las temporadas más flojas. Quizá lo que más resalte en la trama es el mensaje por los derechos LGBT, pero todo se ve envuelto en un sin sentido de escenas de sexo sin fin alguno y subtramas poco interesantes que no aportan nada a la temporada en su totalidad.

 

La nueva temporada de American Horror Story llegará a FX el próximo jueves a las 22.00 horas. A los ya habituales Sarah Paulson y Evan Peters se suman importantes regresos (ya que Apocalypse presentará el esperado crossover entre Murder House y Coven) como el de Emma Roberts, Taissa Farmiga, Lily Rabe, Frances Conroy y sí, lo que todos esperábamos, Jessica Lange.