23 de mayo de 2024

El duelo compartido

Tratando de dejar atrás pérdidas personales, Yusuke viaja a Hiroshima para dirigir la obra Tío Vania durante un festival. Los organizadores le designan una joven y callada chofer para sus viajes que, con el correr de los días, se irá estableciendo una especial relación.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Ignacio Pedraza

Luces y sombras de la madrugada. Oto (Reika Kirishima) relata una historia a su esposo Yusuke (Hidetoshi Nishijima) luego de hacer el amor, pero el cuento queda trunco. Dicho final nunca la conocerá el protagonista, más allá de que se irá enterando de algunas continuidades sin epílogo gracias a lo que le cuenten otros.

Es que las interacciones son claves en Drive My Car (Doraibu mai ka, 2021), aquella obra maestra de Ryūsuke Hamaguchi que llegó a Netflix y que ahora permite deslumbrarnos en otra plataforma de streaming –ya se encontraba en MUBI-. Basándose en el homónimo cuento de Haruki Murakami –y fragmentos de otras breves historias del escritor-, el intimista largometraje de tres horas de duración logra impactar tanto que llama la atención lo recóndito que es a la vez.

El matrimonio Kafuku pasa sus días pensando en guiones para televisión y teatro, y particularmente el hombre lo lleva delante de las tablas como el tío Vania en la obra que lleva dicho nombre. Tras una tragedia, Yusuke viaja a Hiroshima para adaptar la obra de Antón Chéjov durante un festival, donde debe encargarse del casting y la dirección.

Entre sus nuevas vivencias en la ciudad nipona, el protagonista establece relación con su nueva chofer Misaki (Tōko Miura), una reservada joven que lo lleva del hotel al teatro y viceversa mientras él repasa el guion que Oto lo concertó en un casete. Dentro del reparto que se pone a disposición, hay viejos conocidos y nuevos personajes que se pondrán en interacción con Yusuke generando sentimientos encontrados, ante los pensamientos más internos y personales que pueden afectar directamente en la producción de la obra.


Las vivencias y pensamientos de sus personajes son los puntos fuertes del film, encapsulado en una ciudad que da sensaciones de soledad y total individualismo. De esa idea inicial, el desarrollo ofrecido por su director –quien escribió el guion junto a Takamasa Oe– va a cuentagotas pero incrementando la información para brindarnos el crecimiento en la caracterización de los mismos. Ya de por sí la narrativa presentada nos deja lugar para las dobles intenciones, los secretos y hasta el mismo suspenso –no en términos de género sino en aspectos más dramáticos- que con el correr de las relaciones irá floreciendo.

Dichas interacciones son inevitablemente lo más enriquecedor del largometraje, y donde logra explotar diferentes cuestiones de la vida humana que se encontraban apartadas o en un espacio muy interior. Asimismo, el realizador logra congeniar lo personal de su protagonista con la representación de la obra a adaptar, sumada a esa voz en el éter de Oto repasando los diálogos y aún repercutiendo su figura espectral.

Hagamuchi decide dividir en dos espacios bien marcados lo que refiere a Yusuke: su matrimonio con la mujer y su viaje a Hiroshima –más allá de que está todo unido, a través del Saab 900 Turbo-, donde queda bien explicitado con la llegada tardía de los créditos iniciales. La irrupción de su nuevo chofer –con esa característica tan misteriosa propia del Baby del film de Edgar Wright– y los momentos en el interior del vehículo sueco llevan a otro nivel de intimidad.

Con una puesta en escena –la fotografía a cargo de Hidetoshi Shinomiya– intrínseco junto a una cámara estática donde deja a sus figuras expresarse que van de la mano con la trama, el surrealismo japonés nos permite deleitar y reflexionar sobre la pérdida, las culpas y hasta el propio disfrute, sin dejarnos indiferentes. Ahora se puede impresionar dicha joya también en Netflix.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial