15 de abril de 2024

El origen de los titantes

Godzilla y Kong se enfrentan a una amenaza colosal escondida en lo profundo del planeta, desafiando su propia existencia y la supervivencia de la raza humana.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Gastón Dufour

Ante todo debo decir que Godzilla y Kong, por si hiciera falta este tipo de aclaración, es solamente y por sobre todas las cosas una película de entretenimiento. Ya desde las bases, la idea de dos monstruos que pueden poner al mundo en peligro trae consigo la posibilidad de despliegue de pura acción desmedida. A veces, con toques de comedia que aportan el balance ideal.

Después de esta introducción, a lo que importa. Los elementos de guion son muy básicos. El detonante es tan primitivo como Kong, y así el conflicto por resolver va tropezando con sus obviedades. Como un viaje antropológico medio fallido, y recuperando los puntos que elige para establecer contacto con los monstruos, plantea cuestiones que por momentos parecieran rozar el bochorno, pero si se le pone voluntad, se pueden sortear. La humanización de las bestias es lo que sigue para lograr una empatía más detallada en el espectador que, a estas alturas, muy probablemente se debata entre creer todo lo que se le propone en el marco de contexto (si es adulto) y simplemente disfrutar (si es infante). 

En adelante llegan los puntos que pueden considerarse spoilers.

La incorporación de un idea de apertura a una sociedad igualitaria suma a la funcionalidad (o a la continuidad) de la historia que se desarrolló a lo largo de los capítulos anteriores y se terminó de afianzar en la entrega anterior. Con personajes que renuevan la diferente escala de roles: el tipo simpático y siempre listo para la acción, Dan Stevens; el temeroso nerd que pone la cuota de humor, Brian Tyree Henry; el personaje característico que posee la sensibilidad al estilo de Ellie Sattler de Jurassic park, protagonizado por Rebecca Hall; y, al final pero como veremos no menos importante, el nexo emocional con el nuevo mundo que representa el personaje de Kaylee Hottle.

De este modo la clásica película de aventuras que permite a las bestias (los Kaiju) hacer de las suyas cumple con los requisitos mínimos solicitados para este género, que se conoce en la casa natal de Godzilla como tokusatsu. Los diferentes impactos de acción se despliegan de modo inteligente (mejor diría práctico) a los fines de dotar de veloz armonía al relato. Y con armonía me refiero a cada cosa obvia que se les pase por la cabeza; para qué mentir. 

Es fin de semana largo y si, por un lado, son fans de este tipo de films, y por el otro, buscan distracción efectiva con elementos de fantasía, la cita con Godzilla y Kong es lo que les recomiendo.



TÍTULO: Godzilla y Kong: El Nuevo Imperio
TÍTULO ORIGINAL: Godzilla x Kong: The new empire
DIRECCIÓN: Adam Wingard.
ACTORES: Dan Stevens, Rebecca Hall, Brian Tyree Henry.
GÉNERO: Ciencia Ficción. Aventuras. Acción.
ORIGEN: Estados Unidos.

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial