15 de abril de 2024

Cine por encargo

La sofisticada banda de Cyrus logra un gran golpe en dos distintos puntos del globo, demostrando su eficacia en la materia. Por ello mismo, la Interpol necesitará de él y su grupo para el robo más importante de la historia.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Ignacio Pedraza

Netflix ofrece dos tipos bastante claros de proyectos en su vasto servicio de streaming: uno que va más por la vía de lograr producciones con aires artísticos y que logren llevar su nombre a la temporada de premios, donde hasta hace un tiempo se discutió la cuestión de dejarle “carta libre” a los directores más sofisticados; y por otro lado, los trabajos más rutinarios a través de diferentes contratos extensos que tiene la N con diferentes realizadores, actores y productores como para mantener ocupado el calendario.

Desde Martin Scorsese, Alfonso Cuarón y últimamente Bradley Cooper, han sabido llevar adelante sus ideas con trabajos elogiados de los críticos pero quizá no masivos, mientras que en una diferente vía hay trabajos como Lift: un robo de primera clase (2024) que inevitablemente está relacionado a las continuas colaboraciones de Kevin Hart con la productora.

El reconocido comediante interpreta a Cyrus, jefe de una banda criminal que se dedica a robar obras de arte. Más allá de que un golpe doble les sale correctamente, la Interpol a través de la agente Abby (Gugu Mbatha-Raw) recurrirá a sus servicios para sustraer el oro de un avión.

Con todos los condimentos propios de la comedia de atracos, el equipo del protagonista se conforma por figuras de diferentes continentes como son Úrsula Corberó, Vicent D´Onofrio, Kim Yun-Jee, Viveik Kalra y Billy Magnussen, quienes con mucho histrionismo y roles bien marcados intentan dar un amplio abanico demostrando que todos los puestos posibles aparentan impecabilidad, sin obviar el primer acercamiento con los títulos de la característica de cada uno para el espectador que no logre visibilizarlo por cuenta propia.


Hay una cuestión en la producción de F. Gary Gray que hace difícil congeniar con el grupo: poco sabemos de ellos y no despiertan el mayor interés como para seguir los pasos o tomar en cuenta los riesgos que implica el trabajo, donde sólo tiene vuelo –de manera muy superficial- el rol del protagonista por su relación con la agente Abby. Además se suma en del guion de Daniel Kunka el intento de imponer magnetismo en el equipo liderado por el personaje de Hart y que parezcan discípulos de Danny Ocean no observamos ese encanto y resultan acartonados.

Claro que este tipo de trabajos no necesita de un análisis exhaustivo sobre su trama ni intenta innovar nada en materia fílmica, pero cuando un largometraje de este tipo no logra entretener –sí ser pasatista- y su humor no logra destacarse, se vuelve un tanto frustrado. Tampoco cuenta con un tono claro, a diferencia de otros proyectos de este tipo como la enérgica Escuadrón 6 (6 Underground, 2019) de Michael Bay.

A Hart cuesta entrarle en el papel de líder y mente criminal, donde –afortunadamente- obvia de sus clásicas muletillas en busca de ofrecer otro tipo de rol en su filmografía. Sin embargo, lo más llamativo pasa por el poco lugar para destacarse del resto del reparto, principalmente desaprovechando a figuras importantes como D´Onofrio.

Si bien no decepciona porque desde la previa resultaba poco atrayente el proyecto, la comedia solo se visualiza debido a su reciente estreno y el algoritmo del streaming, que arroja su título entre las primeras propuestas por algunos nombres rutilantes al frente de las cámaras.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial