martes, junio 28, 2022
Array

Mar del Plata 2018: Review: Flesh Memory

Invitame un café en cafecito.app

Un retrato intimista

T?TULO ORIGINAL: Flesh memory?
DIRECCI?N: Jacky Goldberg
F: Alexandre L?glise
E: Rapha?l Lef?vre
S: Romain de Gueltzl, Vincent Villa
M: L?onardo Ortega, Christophe Musset
P: Jacky Goldberg, S?bastien de Fons?ca
CP: Coproduction Atelier de production, Vycky Films
I: Finley
ORIGEN: Francia

A los 33 a?os, Finley trabaja como cam girl desde su casa en Austin, exhibiendo su cuerpo tatuado en soledad, en situaciones de sexualidad expl?cita en Internet. As? solventa su econom?a ?que se complementa con la elaboraci?n de perfumes caseros?, mientras intenta reclamar la custodia de su hijo. Jacky Goldberg captura la intimidad de la joven, ubicando la c?mara en distintos ambientes, combinando su propio registro ?mayormente discreto, distante, nunca imprudente? con la inmediatez de la web cam y los pixeles de una transmisi?n en Skype (una conversaci?n que llega a una enorme intensidad emocional). Sin caer en el voyeurismo, la pel?cula constituye un retrato honesto y de una naturalidad urgente, y alcanza momentos de una c?lida intimidad (esos breves intercambios con su hijo) y otros de un curioso misterio que juegan con la posibilidad de lo insondable.


Por Ayel?n Turzi

Finley tiene 33 a?os y trabaja desde su casa como camgirl, adem?s de tener un emprendimiento de producci?n de perfumes que parece no ir viento en popa. Pasa sus d?as mostrando su cuerpo en chats con desconocidos, cobrando en tokens (dinero virtual) por acceder a sus pedidos: cuanto m?s osado, m?s rinde.

Nos cuesta empatizar con Finley. No por prejuicio cultural a su profesi?n ni a sus tatuajes, sino porque es un personaje que, evidentemente, no se quiere. Se la nota sola, triste, sumida en una rutina que, si bien tiene algunas m?nimas variaciones, es agobiante. No solo est? encerrada en su casa, sino que gracias a la puesta en escena, en la que predominan planos largos donde sus movimientos son escasos, parece estar encerrada en si misma. Y por este recurso es que no queremos empatizar con ella, nos limitamos a observarla como cualquiera de los fisgones de la web que chatean con ella.

Jacky Goldberg decide, sin embargo, romper con esa distancia en un momento. En un di?logo intimista v?a videollamada con una colega, nos enteramos de todo el derrotero f?sico por el que pas? Finley. Cancer, soledad y m?ltiples operaciones, a?os de rehabilitaci?n y recuperaci?n. No lo sabemos, pero suponemos que hubo un antes y un despu?s en su vida. Y es ah? donde la entendemos: no es que no se quiere, es que est? vencida. Las apariciones de su madre por tel?fono y el conflicto latente con su ex pareja y su hijo cobran entonces otro sentido.

En solo una hora y en una ?nica locaci?n la pel?cula logra un retrato intimista, humano y profundamente desgarrador sobre una mujer que lo ?nico que quer?a era compa??a…y no lo termina de lograr nunca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más visto