27 de febrero de 2024

La batalla entre el bien y el mal

Un asesino en serie convicto afirma ser un demonio. Está condenado a ser ejecutado por sus crímenes, pero antes deberá pasar por una evaluación psiquiátrica para determinar si está mentalmente apto para recibir su sentencia. ¿Está realmente poseído por un demonio o está fingiendo para no ser ejecutado?


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Gastón Dufour

La puesta de Nefarious es una especie de juego de ajedrez. Una práctica muestra del enfrentamiento entre los protagonistas que entrega todo el miedo que el ser humano puede tener, sin dejar caer una sola gota de sangre, y reservando para el final la parte más cruel.

Apoyada en la serie de diálogos fuertes y filosóficamente violentos, la conversación transcurre entre lo que parece ser una clase de desvaríos iniciales hasta el intercambio honesto (pero pleno de miedo) que genera en un ida y vuelta de ofertas siniestras y meditaciones complejamente brutales en un desafío abierto sobre la historia de la humanidad.


Dirigida por la dupla Chuck Konzelman / Cary Solomon, la historia coloca frente a frente a un reconocido psiquiatra y un preso a las puertas de su ejecución. Pero… siempre hay un pero a manera de sorpresa; en este caso sin un despliegue exagerado pleno de efectos.

No ocurre siempre, pero a veces menos es más, y es lo que los realizadores de Nefarious logran con la idea de llevar a ese punto de intercambio de los personajes en una muestra casi teatral del conflicto más viejo del mundo: el enfrentamiento entre el bien y el mal.

Uno de los puntos más interesantes es el despliegue del ping pong casi metafísico. Además de lo que señalo, ocupa la idea de expulsar ya no al teórico demonio. En cambio saca de un plumazo a la religión y sus representantes de la narración, volviendo así al inicio de la lucha entre el cielo y el infierno por obtener el botín más preciado: el ser humano.

Si bien es verdad que no tiene grandes vueltas de tuerca, los juegos mentales que propone hacen trastabillar al profesional de la salud mental de modos ligeramente poco creíbles, pero al fin y al cabo se trata de un demonio. Temer, y hasta dudar, es válido.

Tal vez hacia el final pareciera abandonar cierta efectiva construcción del clima pero la apertura hacia un nuevo camino estético resulta en un desvío a modo de sorpresa final. Así como lo cuento, vale absolutamente la pena.



TÍTULO ORIGINAL: Nefarious
PAÍS: Estados Unidos
GÉNERO: Thriller – Posesión
DIRECCIÓN: Chuck Konzelman / Cary Solomon
ELENCO: Sean Patrick Flanery, Jordan Belfi

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app



About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial