28 de febrero de 2024

Sensacionalismo y simplificación comunicativa

No quiero ser polvo está inspirada en hechos reales que le ocurrieron al director y a su familia en México durante la década del ‘90.


Por Gastón Dufour

En No quiero ser polvo uno de los personajes dice “no pienses en nada”, y sin quererlo pareciera enunciar el mantra de la época, en el que lo liberador hoy sería ser liviano e improductivo políticamente hablando. Por supuesto, la redimensión de lo espiritual alcanza nuevos caminos, no todos reales, y ello incluye a Bego, interpretada por Bego Sainz.

Cierta sencillez narrativa de la película escrita y dirigida por Ivan Löwenberg (basada en una historia real) no implica falta de estructura, construye lo que atraviesa a los personajes. Uno de los puntos es la posibilidad de la caída en la intención de advenedizos que engañan a las personas que necesitan ayuda para su vida.

En plan de gurús que todo lo pueden y todo lo ven, se constituyen en maestros, sí, pero del engaño y la mentira. Pero no hay engañados sin engañador, así que a cada uno lo suyo. El punto de quiebre da inicio a la desesperación de la protagonista, quien ante la motivación de uno de estos personajes de dudosa moral termina creyendo los delirios que le acercan.

Con momentos más divertidos que otros, es increíble ver lo que la paranoia y la ignorancia hacen en las personas. En el momento de quiebre, en el que se entiende que todo puede pasar, lo inesperado sobreviene. Contar más, como es entendible, sería spoiler.

Nadie quiere ser polvo, como el título de la película define, y por lo que se ve, tampoco ser ignorados de manera definitiva por los demás. Cierto despliegue de engaño lo resuelve todo. Saberse víctima de engaño es aún peor que entender la verdad.



Bego es una ama de casa que vive aburrida y temerosa de ser intrascendente. Su hijo sumido en su carrera ya no la necesita, su esposo evita el tiempo en su casa y ella sospecha que la engaña desde hace tiempo. En plena crisis, se une a un culto religioso donde encuentra el refugio y la contención que necesita, pero donde la convencen de que el fin del mundo se acerca…

TÍTULO ORIGINAL: No quiero ser polvo
DIRECCIÓN: Iván Löwenberg.
GUION: Iván Löwenberg.
GÉNERO: Drama.
ORIGEN: México, Argentina.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial