27 de marzo de 2023

La primera temporada de ocho episodios estrenó en 2016

Un día como hoy pero del 2016 Netflix estrenaba Stranger Things, una serie que se convirtió, con el paso del tiempo, en una de las producciones originales más representativas de la plataforma.


Por Matías Linares

Para nosotros, que hace seis años seguimos las aventuras de este querible grupo de amigos, Hawkins se convirtió en el escenario de cientos de aventuras, horrores, amistades y amores. Hace seis años conocimos a Mike, Once, Lucas, Will, Dustin, Steve, Nancy, Jonathan, Joyce y Jim en Stranger Things, a quienes con el transcurso de las temporadas se les sumarían personajes inolvidables para los fanáticos como Max y Eddie.

Pero ¿Por qué Stranger Things ha logrado semejante éxito? ¿Por qué lo mantuvo en el tiempo mientras coexiste con muchísima competencia tanto en Netflix como en todos los servicios de streaming que nacieron y explotaron en los últimos cinco años?

La lealtad consigo misma es una de las claves del éxito continuo de la serie. A lo largo de sus cuatro temporadas ha respetado su propia idiosincrasia que, inspirada en películas como E.T y Super 8, se basa en respetar el coming of age y el heroísmo, sin intervención crucial de los adultos, de los protagonistas niños, preadolescentes y adolescentes. Año tras año hemos visto cómo este adorable grupo de amigos en los 80 estadounidenses salvan al mundo, sin mayores armas que la amistad verdadera, la picardía y la bondad sin condicionantes, cualidad mayormente encontrada en la ingenuidad de la juventud; y también, claro está, de una fiel amiga con superpoderes.

Ser espectadores, en paralelo, del crecimiento de los personajes y los actores que los interpretan es un condimento que sin dudas ha contribuido a que la serie sea tan esperada. Los actores comenzaron la primera temporada siendo niños y, al estar en un momento de la vida en que los años te cambian más que en cualquier otra etapa, verlos crecer año tras año genera una cercanía y ternura especial.


Stranger Things por momentos tiene mucha comedia, mucha ternura y mucha aventura pero también tiene mucha valentía para mezclar lo naif con lo crudo. Más aún en la última temporada donde nos han entregado escenas verdaderamente fuertes que podrían ser parte de cualquier película de terror con clasificación +18.

En lo personal, como un amante de los ochenta, de una década que no viví pero que convoca mi interés cada vez que es representada, siento que esta serie ha sabido explotar al máximo, ya sea de forma argumental como estética, los encantos de una epoca fantastica y añorada tanto por los que la habitaron como por los que escuchamos sobre ella en el cine, en la música o en una cena familiar. Desde las casas de videojuegos, la moda, los peinados, los míticos Walkmans, los amigos y las bicicletas, entre otras características que marcaron aquellos años.

Hoy se cumplen seis años desde el estreno de Stranger Things, queda poco para llegar a su fin definitivo, ya que sus creadores anunciaron que la quinta temporada será la que concluya con las aventuras de este grupo de amigos que andan hermanados en sus bicicletas salvando al mundo. Personalmente mis expectativas por la última temporada, que prevén llegará en 2024, son muy altas y un poco temerosas porque deseo un final a la altura de una historia que recordaré siempre. Sin embargo, sea cual sea el desenlace que los hermanos Duffer tengan en mente, Stranger Things se ha metido en la vida de una generación que, muy probablemente, con el pasar de varios años la cataloguen como una verdadera serie de culto.

1 comentario en «Stranger Things: Seis años de demogorgons y amistades»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial