Un viaje a la salvación

TÍTULO ORIGINAL: Blindado
DIRECCIÓN: Eduardo Meneghelli.
ELENCO: Gabriel Peralta, Luciano Cáceres, Aline Jones.
ELENCO SECUNDARIO: Luis Ziembrowski, Esteban Menis.
FOTOGRAFÍA: Gustavo Biazzi.
MÚSICA: Guillermo Pesoa.
GÉNERO: Drama.
ORIGEN: Argentina.

Tras la muerte de su esposa e hija en un accidente, Luna cayó en una profunda depresión. Pero un día, después de tener un sueño extraño donde se veía a si mismo manejando un auto y llevando en él a Selva (la mujer que trabajaba en el sector de limpieza de su exempresa) y su hijo Beni. Decide hacerlo realidad, y salvar a Selva y su hijo, aunque no los conozca.


Por Gastón Dufour

Blindado es una excelente muestra de cine. El manejo detallista de la dirección de actores, la búsqueda de significados a través de los símbolos y las menciones de pasajes de la Biblia en la voz en off, hilvanan el relato para poder entender al personaje principal y su complejo entramado psicológico, quien procura salir de la situación de encrucijada emocional y mental en la que se encuentra luego de la pérdida de su familia. Este desencuentro del propio funcionamiento de su mente, mezclado con el misticismo exacerbado y la necesidad de convertirse en un salvador que ha sido tocado por la “oportunidad” luego de ser una especie de mártir (según su propia visión, claro) lo llevan a un camino que no podrá desandar.

Las tomas aéreas son de magnífica realización, con muy buen cuidado estético y no son solamente un adorno para pasar de una escena a otra, un vulgar intervalo; realmente sirven como acompañamiento narrativo en lo que refiere al camino del personaje y su abrumada catarata de emociones complejas, en su pérdida de control de contacto con la realidad.

Destacable el trabajo de Gabriel Peralta como Luna, Luciano Cáceres como Vitali (quien será el apoyo del protagonista en su travesía emocional) y Aline Jones como Selva, el objeto de interés de Luna en su recorrido místico-heróico. También destacan Luis Ziembrowski, Lautaro Delgado, Esteban Menis y Gonzalo Urtizberea, en el muy buen elenco secundario. Desde ya, todo ello no sería posible sin la muy buena dirección de Eduardo Meneghelli (Román- Ruleta rusa; ambas de 2018) quien incorpora nuevamente a Peralta como protagonista.

Una excelente muestra de buen cine con cuidado estético y enfoque en la investigación previa respecto del mundo que se narra y sirve a la vez de contexto y la dirección de actores.