27 de febrero de 2024

Una historia sobre el viaje y no sobre el destino

En un futuro cercano, Sophie está lista para contarle a su hijo la verdadera historia de cómo conoció a su padre. El relato nos lleva de regreso al año 2021, donde Sophie y su grupo de mejores amigos se encuentran viviendo en la ciudad de Nueva York. La pandilla de adultos se involucrará en diversas aventuras mientras descubrir quiénes son, qué quieren de la vida y buscan el amor en la era de las aplicaciones digitales.


Por Ignacio Pedraza

Y así hijo, es cómo conocí a tu… si la frase resulta familiar, es que la nueva serie Cómo conocí a tu padre (How I Met your Father, 2022) es un spin-off (¿o secuela?) de la reconocida serie de 2005 creada por Craig Thomas y Carter Bays, pero esta vez con el cambio de género para llevar adelante una historia similar, pero con sus diferencias para lograr alejarse de su antecesora.

Por parte de Isaac Aptaker y Elizabeth Berger, vale destacar que logra desde el primer momento, más allá de contar con una premisa semejante, de tomar la mayor distancia posible con respecto al formato de la serie original, pero ese intento le dio una característica desfavorable: pierde todo tipo de gracia, en la inevitable comparación.

Cabe recalcar que dentro del género, la sitcom cumple con los estándares básicos y es mirable, pero no logra ninguna particularidad para lograr destacarse, más allá de la simpatía habitual de Hilary Duff. Cuesta generar empatía con los personajes debido a la poca particularización de cada uno de ellos, que presenta la trama y que resulta olvidable.

How I Met Your Father logró, dentro del género, un formato más dinámico y distinguido para contar una historia básica, principalmente por las características y situaciones que vivían los personajes, que además lograban ser claramente diferenciados. En este caso, la línea de la normalidad irradia por todos los sectores del proyecto y la interpelación brilla por su ausencia.
Momentos musicales, falsos programas dentro del mismo o teorías sociales a partir en los diálogos inundaban la temática de los episodios. Contrariamente, en la reciente comedia se apuntó a un formato más normalizador con apenas cambios temporales e historias paralelas para adentrarlo en el código propio de este universo, pero que busca solamente las referencias a la cultura pop, algunas más logradas que otras.

Centrándose principalmente en el personaje de Duff –quien narra la historia años después-, el resto de reparto no sostienen la misma fuerza donde solo parecen destacarse Ellen (Tien Tran) y Charlie (Tom Ainsley), al contar con las aventuras más llamativas. Al confirmarse la segunda temporada, y con el último capítulo siendo el más notorio, queda una apuesta a futuro para consolidar a los mismos y que el costumbrismo con ellos logre mejores resultados.


Con respecto a las referencias a su antecesora, las mismas no invaden la trama y son algunas reminiscencias que pasan de largo a excepción de los fans, pero que no modifican historia alguna. La gran aparición sucede sobre el final, esta vez sí invadiendo el capítulo y que es una grata presencia para recordarnos el universo que comparten.

Lejos de ser un fallo la nueva serie que puede verse en Star+, todavía cuenta con el apoyo con respecto a lo que puede ser el futuro de ella y cómo irá llevando los hilos de la misma. Sin embargo, el gusto amargo es inevitable y aún más para los fanáticos de Ted Mosby y pandilla, teniendo en cuenta la innovación y disfrute de sus peculiares personajes.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial