23 de mayo de 2024

Una idea malgastada

El eterno clásico de la infancia se convierte en una película de terror cuando Pooh y Piglet se transforman en psicópatas después de que Christopher Robin los abandone.


Invitame un café en cafecito.app

Por Theo Cesari Rives

El año pasado se corrió el rumor de que una película nueva de Winnie The Pooh estaba en producción. Esto quizás podía significar que volvía uno de los osos más queridos por la audiencia, pero no, el retorno tenía una peculiar característica: se trataba de un film de terror.

Al enterarme de esto claramente me interesé por demás en la película, investigué a su director y concluí que obviamente habiendo dirigido joyas como Árbol de Navidad Demoniaco y Firenado (una especie de tornado de fuego), nada podía salir mal; pero me equivocaba.

Al ver Winnie the Pooh: Miel y sangre me di cuenta de que dejaba mucho que desear. Y ustedes me dirán “¡Pero fuiste a ver una película que obviamente iba a ser mala!”, es verdad, y por eso no tengo mucho que objetar. Al momento de entrar a la sala sabía que no iba a ver cine de autor ni nada que se le parezca, pero entré ilusionado con ver a Pooh y sus amigos masacrar gente a diestra y siniestra, y ni siquiera eso, porque el gore deja mucho que desear.

Es una película de terror, sí; yo amo este género y esperaba una película que utilice a Winnie The Pooh para contarnos algo más: que este oso sea el móvil para poder poner en la pantalla grande muertes aún más viscerales que contrasten con la dulzura de la imagen que tenía de él en mi cabeza. La película fue promocionada como una destructora de infancias y nada más lejos de eso que este film. Winnie The Pooh: Miel y sangre se queda solo en una idea, y lo más aterrador de todo esto es que se toma en serio. El objetivo que tiene que tener toda película de este estilo es asumir su identidad y trabajar con lo que es para poder causar el impacto deseado; nadie se va a asustar con Winnie The Pooh, por ende, se puede hacer algo más bizarro y no intentar dar miedo porque “eso es lo que hay que hacer”.


¿Es una película clase B? Podría decirse, su presupuesto ronda los 100.000 USD. Pero realmente no logra hacer nada significativo con eso; recordemos que Terrifier costó menos de un tercio (30.000 USD mediante Crowfunding) que este film y sin embargo logra hacer algo mucho más impactante. Las actuaciones son totalmente acartonadas y no transmiten absolutamente nada, la historia principal tiene un trasfondo nulo; no te hacen encariñarte con nadie y los personajes principales existen solo para morir (en un mal sentido). En la sala se escuchaban risas en los momentos donde supuestamente se quería causar tensión, es por esto que considero que es una película que cae en su propia trampa.

Al hacer una película de terror clase B uno tiene que asumir las responsabilidades y todo lo que conlleva. No es fácil aterrar con poco dinero; por ende, si uno tiene determinadas herramientas para llevar a cabo una idea maravillosa como convertir a Winnie The Pooh en un asesino, tiene que hacerse cargo de lo que está creando y no buscar apuntar más alto; porque ahí es cuando todo decae.

No voy a hacer como la mayoría de espectadores de este film que han de puntuarla muy bajo; hubo
cosas que me gustaron (como las máscaras y alguna que otra muerte) y de a momentos es divertida,
pero no deja de ser extraordinariamente mala. De haber cumplido con lo esperado, haciéndose cargo
de su identidad y su deber, la hubiese puntuado más alto. Hay películas de terror clase B que son
excelentes, no tienen pretensiones y por ende son consideradas joyas dentro de su propio público, no
es el caso de esta.

En conclusión, me fui del cine totalmente desilusionado, con muchas ganas de haberla disfrutado,
pero no pudo ser posible (¡y miren que me esforcé!). Es una idea totalmente desperdiciada y es eso
lo que me decepciona. Como frutilla del postre, hace poco nos enteramos de que ya está en tratativas
la segunda parte, por ende, esperamos que aprendan a asumir su lugar y dedicarse a homenajes al cine
de este subgénero.



TÍTULO: Winnie the Pooh: Miel y sangre
TÍTULO ORIGINAL: Winnie the Pooh: Blood and honey
DIRECCIÓN: Rhys Frake-Waterfield
ELENCO: Amber Doig-Thorne, Danielle Scott, Maria Taylor, Danielle Ronald, Bao Tieu, May Kelly, Chris Cordell.
GENERO: Terror.
ORIGEN: Reino Unido.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial