jueves, mayo 19, 2022

Doctor Strange y el alocado futuro del Multiverso Marvel

Invitame un café en cafecito.app

¿Qué sigue después de la película de Sam Raimi?

Doctor Strange: En el Multiverso de la locura se animó a apostar a un legendario director como lo es Sam Raimi, resultando en una película que resalta de sus hermanas del universo Marvel: la película ofrece increíbles escenas de acción, un sorprendente despliegue de creatividad en los mundos que se crean y efectivos toques de terror que nos recuerdan porqué Raimi es un maestro indiscutido del género.


Por Tiago Di Pasquale

Antes de continuar, la próxima nota contiene spoilers de Doctor Strange: En el Multiverso de la locura (Doctor Strange in the Multiverse of Madness, 2022), por lo cual procedan bajo su propio criterio.

A diferencia de la reciente película de Spider-Man, el uso del Multiverso es más “abstracto”, confrontando al Doctor Extraño de Benedict Cumberbatch y a la Bruja Escarlata de Elizabeth Olsen con las decisiones y sacrificios que tomaron a lo largo de su historia en este universo y cómo las cosas pudieron ser diferentes, dándose cuenta (al menos el protagonista) que si bien pudieron tener vidas mejores, también la pudieron pasar mucho peor, y más que tener envidia, deberían ser felices con esas posibilidades y trabajar para mejorar su camino.

Aun así, la película termina de forma muy Evil Dead (1981), con el Doctor Strange colapsando al suelo y dolorosamente abriendo su tercer ojo tras haber jugado con las fuerzas oscuras del Libro de los Condenados, el Darkhold; y tras los primeros créditos retomamos a Strange encontrándose con Clea, interpretada por Charlize Theron, que lo enfrenta tras haber provocado una Incursión, pero en lugar de atacarlo lo invita a sumarse a una aventura que lo llevará de vuelta a la Dimensión Oscura, vista en la primera Doctor Strange (2016), y así el Doctor abre su Tercer Ojo y saltan al portal. Hay mucho que hablar de esta escena: Clea en los comics es el interés romántico más popular de Stephen Strange, cosa que, tras el cierre que tuvimos de la relación con la Christine Palmer de Rachel McAdams, puede ser explorada en la tercera entrega, pero además de esto es la sobrina de Dormammu, regente de la Dimensión Oscura y villano que también vimos en la primera cinta del personaje (aunque Marvel suele llegar a cambiar el árbol genealógico de sus personajes, dependerá de cómo lo quieran encarar). Clea puede empezar como antagonista para volverse una aliada o una aliada desde el principio, considerando que entre la primera y la segunda de Doctor Extraño hubo seis años de diferencia es difícil saberlo ahora (aunque seguro habrá que esperar menos por Doctor Strange 3).

Aunque también hay que tomar en cuenta que la Doctor Strange original también terminó con una escena post-créditos, que indicaba que Karl Mordo, interpretado por Chiwetel Ejiofor, iba a tener un rol antagónico más grande en la secuela, y técnicamente lo tuvo, pero una versión de otro universo, mientras que el principal quedó como una referencia de que se volvió a cruzar con Stephen, ahora como un rival, y probablemente esté encerrado en una prisión mágica o algo así. Volveremos a ver a Charlize Theron en el UCM, seguro como coprotagonista de Strange y quizás reuniéndose con otros hechiceros como Wong y el propio Mordo original (incluso América Chávez, si es que no está ocupada con una teórica reunión de los Jóvenes Vengadores). Las preguntas son dónde y cuándo, ya que Marvel está dejando las sutilezas y de a poco empieza a confirmar el que sería su nuevo gran evento: Secret Wars.


Una de las grandes sorpresas de las películas fue ver un grupo de superhéroes de otro universo, Los Illuminati, formados por el Mordo alternativo; Hayley Atwell como la Capitana Carter; Lashana Lynch como Maria Rambeau alias Capitana Marvel; Anson Mount volviendo como un Black Bolt alternativo; John Krasinski como Reed Richards alias Mr Fantástico; y hasta Patrick Stewart como una variante de Charles Xavier, el Profesor X. Ellos hablan de cómo el Doctor Strange de su universo causó una Incursión, la colisión de un universo con otro, tras tratar de enfrentar a su Thanos usando el Darkhold. Las Incursiones son el centro del evento de los cómics de 2015 Secret Wars, y marcan el fin del Multiverso; todo parece indicar que, aunque seguro con libertades, esta podría ser la trama que reúna a los Vengadores y otros héroes del UCM (y más allá), y esta no fue la primera indicación de las Guerras Secretas: la serie de Loki (creada y escrita por el mismo guionista de Multiverse of Madness, Michael Waldron) también habló de una guerra multiversal, que al final pudo poner fin He Who Remains, el creador de la TVA y variante del villano Kang el Conquistador (de hecho, confirmado por el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, fue la muerte de este personaje que causó que el primer hechizo de Doctor Strange en Spider-Man: No Way Home saliera mal y se desatara ese caos multiversal).

Kang va aparecer propiamente en Ant-Man y la Avispa: Quantumania, que recientemente cambió su fecha de estreno al 17 de febrero de 2023, además de que podría tener un rol importante en la segunda temporada de Loki. Mucho se especula sobre si será «el Thanos” de esta Fase Multiversal, un villano que busque conquistar todas las tierras, enfrentando a los héroes, villanos e incluso otras versiones de sí mismo. Estas tierras, además de la propia tierra del UCM, pueden explorarse en series como Marvel Zombies o X-Men ‘97 (pudiendo sumar a una Patrulla X ya establecida y más tarde preocuparse como incluir su propia versión al canon del UCM). Por supuesto falta para esta teórica Avengers 5 (que seguro será más que solo una película por la escala que conlleva), pero no se preocupen aquellos que sienten que el Multiverso de la Locura de Sam Raimi no es lo suficientemente loco, las puertas se abrieron y seguramente no tardaremos en ver la explosión de las Guerras Secretas del UCM.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más visto