martes, junio 28, 2022

Lightyear: ¡Hasta el infinito y más allá! (Review)

Invitame un café en cafecito.app

Buzz deberá aprender a ser paciente

El juguete favorito de Andy en Toy Story encuentra su propia historia en la película de animación Lightyear, que llega a los cines buscando convertirse en un clásico de Pixar.


Por Gastón Dufour

Hoy en día las formas de apoyar el sostenimiento de una franquicia y evitar así su desaparición (y con ello la pérdida de ingreso de dividendos) es una de las principales cuestiones en la que los estudios ponen foco. No es que antes no trataran o pusieron su interés en ganar dinero: es que en la actudalidad la necesidad de alimentar las múltiples bocas de contenido derivan en que la maquinaria nunca pare.

Lightyear (Chris Evans) de Disney-Pixar no es la excepción y así uno de los más famosos juguetes de Andy regresa para poder ir nuevamente “Al infinito y más allá”. Los diseños de los personajes ya conocidos por Toy Story tanto como los de los nuevos (que son la mayoría) fueron repensados para recibir nuevo valor frente a la necesidad de captar a una nueva audiencia que, como es usual en este tipo de producciones, se compone.

La producción dirigida por Angus MacLane (quien realizó el guion junto a Jason Headley) no arrasa pero es ingeniosamente divertida, tiene aventura dentro del marco de ciencia ficción que se impone y logra efectivos momentos de ternura y humor con los personajes de Izzy Hawthorne (Keke Palmer), Darby Steel (Dale Soules), Mo Morrison (Taika Waititi) y el robot-gato Sox (Peter Sohn).

La nota “de color” que ocupa los titulares, en paralelo con lo que solamente debería ser de interés respecto de la película, es la prohibición de exhibición en determinados países por la inclusión de una escena de beso entre dos personajes femeninos. Desgraciadamente se vuelve a poner la lupa es cuestiones que poco tienen que ver con el funcionamiento de la historia. Basta leer los comentarios de lectores de rincones varios del mundo y de cualquier segmento ideológico: todos tienen un pero para emitir una crítica. Nada relevante que aporte de verdad una consideración de interés al respecto, en medio de nauseabundas opiniones plenas de paranoia que seguramente no quedarán grabadas en piedra.

La decisión de Disney de no enviar el film a los países que de plano se sabe la rechazarán es aplaudida por muchos, aunque no se privan de marcar el detalle y decir que esto durará hasta que descubran que pierden dinero y se vean obligados a quitar la escena. Dudo mucho que de verdad la compañía que alguna vez fue definida por Bart como “una perversa corporación” pierda demasiado dinero con esta decisión. Fuera de ello, parece que alguien vive en un mundo mágico en el que sostienen su economía y sus cosas con billetes del Estanciero.

Fuera de toda la cáscara vacía intelectual está el deseo de contar y las herramientas que se eligen para tal fin. En un principio básico, funcionan, y es bastante para mí.



Buzz Lightyear, el héroe que inspiró el juguete, se embarca en una aventura intergaláctica con un grupo de reclutas ambiciosos y su compañero robot.

TIÍTULO ORIGINAL: Lightyear
DIRECCIÓN: Angus MacLane.
VOCES ORIGINALES: Chris Evans, Keke Palmer, Taika Waititi, James Brolin.
GUION: Peter Docter.
MÚSICA: Michael Giacchino.
GÉNERO: Animación.
ORIGEN: Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más visto

En Lightyear está el deseo de contar y las herramientas que se eligen para tal fin funcionan.Lightyear: ¡Hasta el infinito y más allá! (Review)