Reviviendo la nostalgia

TÍTULO ORIGINAL: Bumblebee
TÍTULO ALTERNATIVO: Transfomers 6
DIRECCIÓN: Travis Knight.
ELENCO: Hailee Steinfeld, John Cena.
ELENCO SECUNDARIO: Pamela Adlon, Kenneth Choi.
GUION: Christina Hodson.
FOTOGRAFÍA: Enrique Chediak.
MÚSICA: Dario Marianelli.
PRODUCCIÓN: Michael Bay, Steven Spielberg.
GÉNERO: Ciencia Ficción, Aventuras, Acción.
ORIGEN: Estados Unidos.

Escapandose en el año 1987, Bumblebee encuentra refugio en un desarmadero cercano a una playa de California. Charlie, de 18 años y buscando su lugar en el mundo, descubre a Bumblebee destruido y con las consecuencias de la guerra encima.


Por Emiliano Silva

Bumblebee es el regreso de las películas de los Autobots al mundo del cine. Ahora bajo la dirección de Travis Knight (Kubo and the Two Strings) y con un reparto compuesto por la joven Hailee Steinfeld (True Grit), John Cena y Jorge Lendeborg Jr.

La película se dispone como una precuela a todo lo sucedido en las cinco películas anteriores. Comienza de nuevo con una lucha entre los Decepticons y los Autobots, que luego de una orden de Optimus Prime (líder de los Autobots), Bumblebee es enviado malherido a la Tierra para poder esperar a que luego todo el equipo vuelva a reagruparse en ese lugar. Al llegar al planeta se encuentra en el año 1987 y conoce a Charlie (Steinfeld), una adolescente que lo ayudará a que se adapte a este nuevo mundo mientras unas tropas militares lideradas por el teniente Jack Burns (Cena) lo buscan por considerarlo una amenaza hostil.

Al ir corriendo la primera mitad del film uno se va sorprendiendo un poco, sabiendo que fue a ver una película del mundo de los Transformers y que todos tenemos una idea de lo que son estas películas. Esto ocurre debido a que el director Travis Knight le dio una vuelta de 180° a la franquicia y le devolvió el valor del desarrollo de personajes, algo que se había perdido totalmente en las entregas que conocemos. Personajes descartables, saturación de colores pero con escenas de acción impactantes y espectaculares, era eso lo que representaba Michael Bay en las cinco películas en las que fue director. Ahora con este spin-off del más pequeño de los Autobots la trama nos presentó algo más cercano a películas como E.T, The Iron Giant o King Kong.

Lo que sí supieron elegir también bien es el contexto donde fue narrado, dado que al elegir que sea una precuela pudieron explotar por completo a los años 80’s, una fórmula que últimamente fue saturada por películas y series. Y te lo tratan de dejar en claro en todo momento llenándote de referencias a la cultura pop y con hits musicales de The Smiths, Duran Duran, A-ha, etc.

Pero volviendo al gran cambio de paradigma de esta película, fue el mencionado desarrollo de personajes y la relación humana que se creó entre Bumblebee y Charlie. Es que la personalidad de pureza e inocencia que tiene el Autobot, te compra y hasta podés llegar a sentir lástima por el en ciertos momentos. La relación con el personaje de Steinfeld es algo que lo vimos miles de veces en el cine, y no es para nada algo original ya a esta altura. También algo que no terminó de cuadrar muy bien en la película fue la figura de John Cena que termina siendo un villano de relleno que no llega a acomodarse bien al lugar donde iba la película y los Decepticons bueno… ya a todos nos quedó claro que son los malos a los que se los puede eliminar fácilmente.

Bumblebee es una película que nos llamó la atención a la mayoría por el tono que se decidió utilizar ya que contrasta a lo que veníamos acostumbrados. Donde las escenas de acción son solo un componente que ayuda a la película pero que no es la atracción principal. La historia que se quiere contar sí que no resulta familiar, no es innovadora pero te deja un buen sabor de boca, y la mayoría seguramente lo disfrutarán.

En resumen, Bumblebee es un viaje de nostalgia, y que logra contar satisfactoriamente una historia de vínculos de amistad y amor.