El hombre cosecha lo que puede y lo cuida

TÍTULO: Cementerio de animales
TÍTULO ORIGINAL: Pet Sematary
DIRECCIÓN: Kevin Kolsch, Dennis Widmyer.
ELENCO: Jason Clarke, John Lithgow, Amy Seimetz.
ELENCO SECUNDARIO: Jeté Laurence.
GUION: Stephen King, David Kajganich.
FOTOGRAFÍA: Laurie Rose.
MÚSICA: Christopher Young.
GÉNERO: Terror.
ORIGEN: Estados Unidos.

Louis Creed, junto a su esposa Rachel y sus hijos Gage y Ellie se mudan a una casa en la zona rural. Cerca de ella se encuentra el cementerio de animales del pueblo, al que deberán recurrir tristemente luego de que la mascota de la familia muera en un accidente con un camión. Luego de enterrar al animal, descubrirán que algo siniestro se esconde en ese cementerio.


Por Mariano González

Dentro de este inmenso mar que son las adaptaciones cinematográficas hay un escritor que además de ser muy vendido es demasiado adaptado. No sé si les suena, se llama Stephen King, y llega una nueva adaptación de una novela suya. El caso es Cementerio de animales que ya tuvo una versión en 1989 de la mano de Mary Lambert y bastante decente para ser justos. Esta nueva película es dirigida por la dupla Kevin Kolsch y Dennis Widmyer (Starry Eyes) y una de las cosas que no se puede obviar es el hecho de que toma la novela y se basa muy levemente en ella cambiando incluso el rol de sus personajes respecto a la narrativa; algo que pude ser bastante controversial para aquellos fans de la literatura del escritor oriundo de Maine.

Quiero arrancar diciendo que la película me pareció bien, es una reinvención de ese magnífico relato acerca de la muerte construido de una manera fiel a pesar de los ritmos que maneja el cine, vamos a encontrar casi todos esos elementos que esperábamos ver y varios personajes que siguen quedando afuera como por ejemplo Norma Crandall o Steve Masterton que son suficientemente importantes en la novela. Vamos a volver a esa carretera donde los Creed van con rumbo a Ludlow Maine con intenciones de comenzar de nuevo. Para hablar de los actores debo empezar por el protagonista y a mi entender la pata más floja de este Cementerio de animales: Louis Creed es interpretado por el actor Jason Clarke y la verdad que no logro conectar nunca en la película con él, siento que pudieron elegir a cualquier otro actor que hubiera salido mejor parado, es inmutable, no logro recordar un papel donde se haya destacado. El resto de la familia Creed considero que cumple muy bien: Rachel (Amy Seimetz) en el rol de esa madre sobreprotectora con un trauma familiar que arrastra en su pasado y que va a sufrir el acecho de un personaje que todos recordamos por haber traumado a toda una generación y que va a ser en esta nueva adaptación motor de jump-scares muy bien desarrollados. No podemos obviar a la pareja de niños que han intercambiado roles en esta nueva adaptación pero de manera bastante locuaz. Gage (Hugo Lavoie) y Ellie (Jeté Laurence). Quien realmente lleva gran parte del peso de la trama en sus hombros y mete miedo una pequeña actriz de esas para seguir de cerca y cerrando tenemos a Jud Crandall (Jon Lithgow), de esos actores sobrios que siempre da gusto ver en pantalla y por supuesto a Leo (Church), ese icónico gato que va a tener un rol mucho más importante a lo largo de la película.

Cementerio de animales es una buena película de horror, pero lejos de ser algo trascendental, logra meter muy buenos climas y explotar los momentos de mayor tensión acompañada por una buena música (Christopher Young), que la emparentan enseguida con aquellas cintas más clásicas de los ochenta comienzos de los noventa. Haciendo un repaso desde el primer trailer que vimos hasta casi el día del estreno no podíamos parar de dudar respecto a los cambios evidentes en la trama y en la inserción de elementos como por ejemplo ese culto de niños con máscaras, pero podemos decir que no molestan de la misma forma que podemos decir que bien podrían no estar y daría igual.

Respecto a la puesta en escena todo lo que tiene que ver con la recreación de aquella casa lindera la carretera y al cementerio Micmac no tengo más que halagos incluso algunos atisbos del demonio Wendigo (aunque esperaba un poco más). Todo lo referente a las visitas en modo pesadilla de Victor Pascow (Obssa Ahmed) siguen causando efecto y hacen que el viaje del doctor Louis Creed sea infernal. Encuentro difícil poder reseñar una obra de la que esperaba mucho más hablando desde el afecto que tengo por este libro, trato de ser objetivo y despegarme entendiendo que es una nueva mirada un relato acerca de la muerte con otras aristas, los directores le dan su impronta y el tercer acto es claustrofóbico, cerrando con un final no menos interesante dejando más que claro que a veces la muerte es mejor y que el corazón del hombre siempre es más árido.