Conversamos con la actriz de El Maestro

Argentina Comic Con 2017 contó con un panel de jóvenes talentos argentinos, en el cual participaron Darío Lopilato, Victorio D’alessandro, Mariana Seligman (más conocida como Muni), Grego Rossello y Carla Quevedo.


Alexis Puig tuvo la oportunidad de moderar el panel de jóvenes talentos de Argentina Comic Con, en el cual Darío Lopilato se definió como “fanático de Hulk” y Victorio D’alessandro comentó su gusto por los superhéroes, el manga y sobretodo el Batman de Christopher Nolan. Muni mira todo tipo de series; Grego contó lo mucho que le gustó el humor de Deadpool, sobre todo con la forma de romper la pantalla al hablarle al espectador. Por otro lado, la actriz Carla Quevedo dijo que “Kryptonita” (de Leandro Oyola) es uno de las novelas que más le gustó leer de los últimos años.

Luego de ello pudimos tener una breve charla con Carla Quevedo, una de las protagonistas de la miniserie El Maestro, donde actúa junto a Julio Chávez e Inés Estévez.

 

Emilio Guazzaroni: ¿Ya habías estado en Argentina Comic Con o es esta tu primera vez?

Carla Quevedo: No, no había venido nunca a una Comic Con. Tengo amigos muy fanáticos que se van hasta la de Nueva York todos los años, lo cual sabía de qué se trataba. Me daba mucha intriga. Nunca había estado para esta fecha y en cuanto me llamaron dije “obvio” y feliz de estar acá

 

EG: ¿Qué tipo de películas miras?

CQ: No suelo mirar mucho, porque me cuesta entrar en el mundo ficcional. Para mí, mi tiempo libre es con un buen libro, la ficción prefiero consumirla con literatura. Me pasa que mirando películas y series nunca desconecto del trabajo. Entonces estoy pensando cómo lo hubiera hecho yo, o cuantos castings hizo la actriz, cómo hubiera hecho la escena. Por eso digo que me cuesta mucho relajarme.

 

EG: Entonces… ¿Te gustaría dirigir alguna vez?

CQ: Me encantaría dirigir. De hecho, no es algo que quiera hacer hoy, pero entiendo que ese es el camino natural, porque lo que más disfruto del laburo es trabajar con el otro. Me encanta dirigir a mis amigas actrices cuando tienen que hacer un casting, ayudarlas a alcanzar cierto estado emocional. Parece un poco manipulador (risas) pero sí, me encantaría dirigir alguna vez.