El actor que interpreta al detective Dan Espinoza nos cuenta sobre su personaje en la serie

Lucifer es la historia del ángel caído original. Aburrido e infeliz con su rol de Señor del Infierno, abdica al trono y se retira a Los Ángeles, donde instala un local nocturno llamado Lux. Dentro de este universo basado en el cómic de Vértigo, nos encontramos con Kevin Alejandro, interpretando al detective Dan Espinoza, quien no sabe que realmente está en constante presencia de seres sobrenaturales, y a quien pudimos entrevistar por el final de temporada de la serie.


Por Walter Pulero

Arrancó la segunda temporada de Lucifer en Latinoamérica y todavía nos quedan muchas sorpresas por descubrir.

Ante la pregunta acerca de qué se siente ser uno de los elementos “humanos” en el mundo de Lucifer, Alejandro nos cuenta que “es una de las mejores dinámicas que el show pudo utilizar, porque sos la persona a la que todo el mundo ve como real… Creo que la audiencia lo comprende bastante bien con la realidad del show. Y creo que es muy importante tener algo como eso, porque tu sabes, es un universo sobrenatural, hipersurealista, en el que vivimos”. “La audiencia comprende que el personaje está tan confundido como ellos del lugar donde se encuentra. Y se preguntan ¿quién es este tipo? ¿De dónde viene? ¿Por qué está jugando con vos? Y a mí me resulta muy interesante personificarlo como actor ya que continuamente estoy tratando de entender por qué Lucifer está alrededor de tantas cosas extrañas”, continuó.

Al actor texano pudimos verlo anteriormente en series como Arrow, The Returned, True Blood y Ugly Betty. Con su llegada a Lucifer, que en Latinoamérica podemos ver por Universal Channel, alcanzó a tener un nombre. Pero seguramente le fue muy difícil balancear su carrera hasta la llegada a la serie. “La forma en la que he trabajado ha sido siempre la misma, es muy importante crear una fuerte relación con las cadenas y con la gente del reparto, así podemos aprender los unos de los otros con confianza de por medio”, nos contó al respecto. “Si me están dando el trabajo voy a darles lo que necesiten para ese puesto. Voy a triunfar en cualquier servicio que me haya sido otorgado, de esta manera soy muy afortunado y bendecido por ser parte de tantos shows espectaculares. Y el hecho de haber estado rodeado de repartos increíbles me ha hecho ser más confiado y me han enseñado a producir mejores personajes, entonces me siento capaz de actuar de cualquier forma sin sentirme extraño”, concluyó.

Sobre el hecho de llegar a trabajar en Hollywood y que hoy en día las cadenas sean más receptivas a actores nacidos o criados fuera de Estados Unidos, nos comentó que “es algo magnífico trabajar en una industria con tanta diversidad alrededor del mundo. Estoy muy orgulloso de quien soy y dónde vengo. Soy mitad mexicano, mis abuelos son de Guadalajara. Empecé a aprender español con mi mamá y cuando nos mudamos a América lo continuamos manteniendo; y si bien no estuve tan expuesto a la cultura, ceo que está llena de tradiciones grandiosas a las cuales estoy conectado y forman parte de quien soy. Y creo que es algo grandioso que la gente te respete, te identifique y puedas involucrarte en el ambiente”.


Desde antes de lograr quedarse con el papel de Dan, Kevin Alejandro ya se encontraba ansioso por participar de la serie. Acerca de si encuentra alguna relación entre su personalidad y la del detective de homicidios, la humorada fue instantánea: “Aparte que somos ambos muy muy hermosos –risas- creo que todos los personajes tienen algo en común cuando uno los interpreta. Pero creo una de las cosas que tenemos en común es lo sentimentales que somos. Tener un corazón valiente para poder hacer lo correcto y por experiencias vividas, realizarlo desde un lugar positivo hace que todo pueda coexistir.

Para finalizar, nos interesaba saber qué tipo de enseñanza puede llegar a darle el show a la audiencia que lo sigue. “Creo que una de las enseñanzas que el show puede brindar, no solo por el personajes sino también por el estilo de la serie es: nunca juzgues a un libro por su portada”, fue lo primero que esbozó. “Creo que sería lo más acertado, porque cuando al principio escuchamos la palabra “Lucifer” su relación con el diablo y los estereotipos es lo que la gente tiene. Y lo mejor fue tener esos flashbacks al comienzo para que la gente se diera cuenta que nada tenía que ver con lo que creería que seria. Además el show tiene comedia, drama y diferentes tipos de relaciones. Lo cual lo hace muy importante, desde la relación del ángel caído, donde su padre siempre estaba en su contra, entonces él lo abandona. Y todos hemos pasado por eso durante la adolescencia: es como decir “ughh, es mi vida, hago lo que quiero y es lo que le sucede al personaje”. También podemos ver aquellas relaciones que no duran y finalizan y no es algo terrible; es como es hoy en día. Las personas aprenden, envejecen, se juntan o se separan y aceptan que no pueden convivir juntos en ese tipo de relación. Y una de las cosas hermosas del show es podes mirarlo y simplemente relajarte. No es algo para mantenerte preocupado, solo estas mirando un montón de niños adultos que pasan un buen rato haciendo lo que hacen y creo que funciona porque la gente lo mira y se divierte.