lunes, noviembre 28, 2022

Los Anillos de Poder: Regreso a la Tierra Media (RECAP)

Invitame un café en cafecito.app

La flamante serie de Amazon Prime llegó a su final de temporada

Tras tanta expectativa por su costosa producción y el retorno de las historias de Tolkien a la pantalla, la serie bandera de la plataforma estrenó su primera temporada y dejó varios puntos a destacar en las variadas discusiones entre acérrimos fanáticos y apasionados del género.


Por Ignacio Pedraza

Tres para los elfos, siete para los enanos, nueve para los hombres y… la lista de distribución de los anillos del poder se vuelve hacer presente con una de las series del momento, pero que sus noticias ya venían haciendo ruido desde hace tiempo. El señor de los anillos: Los Anillos de Poder (The Lord of the Rings: The Rings of Power, 2022) era uno de los proyectos más destacados en los últimos tiempos, por la apuesta de Amazon Prime de llevar adelante en la pantalla chica la historia inspirada en la aclamada serie de novelas de J.R.R. Tolkien.

Desde el elevado presupuesto que la posiciona como la serie más cara de la historia, hasta la decisión de no rodar más en Nueva Zelanda –locación histórica para esta historia- pasando por la disputa de que la serie se inspira en el universo creado por el autor pero que se toma varias libertades, era inevitable que las discusiones sobre semejante símbolo del género fantasioso iba a disparar opiniones de todo tipo. Con los ocho capítulos ya estrenados en la plataforma, las posturas entre defensores y detractores se mantuvieron polarizadas.

La trama se sitúa miles de años antes respecto a la doble trilogía cinematográfica de Peter JacksonEl señor de los anillos (The Lord of the Rings, 2001) y El Hobbit (2012)-, más precisamente en la Segunda Edad de la Tierra Media –las aventuras de los Bolson se desarrollan en la Tercera Edad-, donde nos encontramos en un frágil momento de paz ya que el potencial conflicto bélico y los recelos entre las distintas comunidades están más latente que nunca.
Para retratar las diversas situaciones nos encontramos con diferentes personajes en sus respectivos caminos, desde algunos anteriormente reconocidos como Galadriel (Morfydd Clark) o Elrond (Robert Aramayo), a otros como el elfo Arondir (Ismael Cruz Córdova), la pelosa Nori (Markella Kavenagh) o los incógnitos o Halbrand (Charlie Vickers) o El extraño (Daniel Weyman) pero todos inmersos en el debate político y cultural.

Queda claro que entre tantos personajes, y compartiendo más allá que de alguna que otra diferencia la línea de protagonismo, el interés o empatía con cada uno de ellos varíe o sus tramas no tengan la misma fuerza. Algunas comunidades como los pelosos cuentan con entradas y salidas arbitrarias en la trama, y entre tantas temáticas abordadas por momentos podemos prescindir del interés; aunque –de manera positiva- cada grupo cuenta con singularidades que les da identidad y la importancia o atracción pasará principalmente por el gusto del espectador.

Con respecto a la cuestión técnica –y en tiempos donde se discute sobre la calidad de los efectos- la serie presenta un gran trabajo visual, con locaciones e idiosincrasia típicas de este universo y con la clara marca Tolkien reparando en el trabajo de producción que responde al presupuesto, a diferencia de otros trabajos de la empresa. Asimismo, tanto la puesta en escena como su musicalización irradian la épica de la historia de manera sobria, condensándose en el tema final “Where the Shadows Lie”, interpretado por Fiona Apple con letra de Bear McCreary -compositor del proyecto junto a Howard Shore-, que es funcional al cierre de temporada.


Es interesante tener en cuenta éste último punto: el tema basado en versos propios del autor respecto al reparto de los poderosos anillos se hace presente también como antesala a lo que vendrá en la segunda temporada –confirmada para 2024- y dejar expectante al público. El efecto se logra tras unos ocho episodios donde su intensidad o nivel de atracción es irregular, con un inicio que presenta a los personajes con códigos propios de esta historia pero que durante el medio de la temporada se encuentra en una meseta, más allá de alguna que otra correcta secuencias de acción, para luego volver a elevar el nivel para darle un cierre heroico y que acerca al fanático con cuestiones más reconocidas –siempre con un dejo en la libertad creativa-.

La historia de la Tierra Media volvió a las pantallas gracias a Los Anillos de Poder, y con la serie consumada veremos si nos ubicaremos defendiendo a capa y espada la lealtad a los libros, si servirá el producto como un nuevo viaje a este ícono fantasioso o andaremos por el medio disfrutando del entretenimiento propio del género.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más visto