Una faceta desconocida por descubrir

Maigret representa la vuelta de Rowan Atkinson a la pantalla chica. El actor británico interpreta al inspector que investiga los misteriosos y espeluznantes casos que suceden en las calles de París durante la posguerra en la serie basada en las novelas policiales de Georges Simenon.


Por Javier Puma

Quizás si menciono el nombre de Rowan Atkinson, la mayoría de los que lean esta nota no sepa a quién me estoy refiriendo. Pero si en cambio les hablo de Mr. Bean, de inmediato vendrá a sus mentes su rostro (probablemente con alguna de esas muecas que lo hicieron tan famoso). Dispuesto a romper con esa imagen, Atkinson interpreta en esta miniserie un rol muy diferente al que nos tiene acostumbrados. Esta vez dándole vida a uno de los detectives emblema de la literatura europea, en un policial sobrio y correcto aunque sin mayores sorpresas.

Esta adaptación televisiva producida por la BBC, basada en las novelas de Georges Simenon, nos presenta al detective Jules Maigret como un respetado defensor de la ley en París durante los años 50. Una hermosa ciudad que está siendo amenazada por la aparición de un asesino serial de mujeres. Las victimas siguen aumentando y la fuerza policial no logra dar con el criminal. La presión pública, tanto de sus superiores como de la prensa, se cierne sobre el detective, que elabora un arriesgado plan para atraparlo de una vez y para siempre.

El gran atractivo de la serie es sin duda la interpretación de Atkinson. Uno tarda algo de tiempo en adecuarse y ver a este actor, mundialmente reconocido por sus labores cómicas, en un registro tan distinto. De hecho, hasta hay cierta expectativa de que de un momento a otro se nos sea revelado su tan caricaturesco personaje. Pero pasada esa primera etapa, es una agradable sorpresa darle la bienvenida a este nuevo papel. Cabe aclarar que el Maigret detective quizá no destaque por la inteligencia de Sherlock Holmes ni la audacia de Hércules Poirot sino más bien por su practicidad. De esta manera lo entiende Atkinson, en un trabajo que podríamos llamar minimalista y hasta austero. Considerando la fama que le precede, debe haber sido casi un trabajo contra-natura, restringiendo cualquier impulso que lo lleve a la comedia.

Por otra parte el episodio tiene en su mayoría un gran aspecto, inspirándose en la estética clásica del film noir/ policial negro. Sin embargo, la trama carece de suspenso y los hechos se van dando uno a uno sin demasiado ingenio. Incluso da la impresión de que se nos presenta un relato más intrincado de lo que en realidad es. Esto le juega bastante en contra considerando que el tiempo del episodio es de unos 90 minutos, prácticamente el de una película. Hay algo de drama y crítica social alrededor del tiempo y lugar en el que vive nuestro héroe pero aún eso nunca termina de ser explotado.

Maigret estrena este lunes 9 de abril a las 22.00 horas por Film & Arts. Recomendada para quienes tengan ganas de descubrir (y sorprenderse con) una faceta desconocida de un actor que conocemos todos.