Llámame por tu nombre

Un idilio. Un verano. Una etapa. Un lugar soñado. Una sociedad de mente cerrada. Aún lo es hoy. Un bestseller. Y grandes actuaciones. Así es Call Me By Your Name, una historia contada en sutileza y belleza, vista desde planos largos y los ojos ajenos, suspirada por los amantes protagonistas en momentos de intercambio verbal luego de la pasión, enmarcada por un verano paradisíaco en Italia, con un conteo regresivo y el regreso a la realidad como villano.


Por Rodrigo Vega

La película de Luca Guadagnino, adaptación de la novela de André Aciman, utiliza música pop italiana de los 80´s para reflejar el estado interno de Elio Perlman (Timothée Chalament), el protagonista de 17 años, quien vive su primer romance con un estudiante universitario, Olivier (Armie Hammer) cuando este se muda a la casa de verano del padre de Elio para trabajar con él.

Sus escenas se musicalizan con piezas de John Adams “Hallelujah Junction” y Ruichy Sakamoto “M.A.Y In The Backyard”. Piezas clásicas Ravel son interpretadas por el pianista canadiense André Laplante “Une Barque Sur L´Ocean From Miroirs” y el dúo Valéria Szervánszky and Ronald Cavaye “Le Jardin Féerique from Ma Mére l´Oye”. Hay una escena hipnótica donde Elio toca “Wachet auf, ruft uns die Stimme” de Bach para un fascinado Olivier. En el soundtrack la pieza es interpretada por el pianista italiano Alessio Bax.

Hay secretos en la música, como los hay en el lenguaje de los protagonistas, quienes deben hablar en código frente a otros para no despertar sospechas de su relación. Por ejemplo “Germination” de Ruichy Sakamoto, está inspirado en el film “Merry Christmas Mr Lawrence” donde Sakamoto actuó como un soldado japonés en la segunda guerra mundial, enamorado de un prisionero interpretado por David Bowie nada menos.

Luego los hits de època, sonando a todo volumen en el equipo de música de Elio. Miss Cha Cha Cha “Paris Latino”, Loredana Berté “J´adore Venise” y Giorgio Moroder “Lady, Lady, Lady”; entre otros.

Surfjan Stevens contribuye con dos composiciones originales, ambas musicalizan momentos clave: el inicio de la atracción y el final de la historia. Pero es “Love My Way” de Psichodelic Furs la canción clave de la película. Un single pop que libera al protagonista y probablemente al oyente luego de conocer esta historia.

 

ACÁ PUEDEN SEGUIR NUESTRA PLAYLIST EN SPOTIFY