15 de abril de 2024

El gran regreso de Brendan Fraser

UN SOLITARIO PROFESOR DE INGLÉS CON OBESIDAD SEVERA (BRENDAN FRASER) INTENTA RECONECTAR CON SU HIJA ADOLESCENTE EN UNA ÚLTIMA OPORTUNIDAD DE REDENCIÓN.


Invitame un café en cafecito.app

Por Agustín Boero

No es ninguna novedad el talento de Darren Aronofsky ni su habilidad por convertir los espacios de la pantalla en un show surrealista con historias desgarrantes. Ahora junto al inmenso Brendan Fraser (The Mummy), actor que vuelve al foco de atención, llevarán adelante esta historia muchas más íntima cargada de emociones.

La película toma su lugar en el departamento del profesor de literatura, Charlie, quien por la depresión de la muerte de su pareja se refugió en la comida y se encuentra con muy poca movilidad y grandes problemas de salud, asunto del cual conoce y sabe que puede que no le quede mucho de vida. Por esto, va a tratar de reconectar con su problemática hija de 17 años (Sadie Sink) en un último acto de redención.

Durante las casi dos horas de película, Fraser toma las riendas de la actuación a la perfección, dándonos una faceta que no solemos ver y mediante la cual el director potencia con los encuadres cerrados y primeros planos. La película no es extravagante o súper compleja en su resolución como Mother! (2017) o Noah (2014), sino que esta vez se concentró en las actuaciones y en los diálogos cargados de sentimientos, los cuales son tan orgánicos como reales.

Uno de los factores más importantes para denotar la crudeza de la situación se da con la amiga y enfermera del personaje de Fraser, Liz (Hong Chau) que se desvive por él y trata de ayudar en todo lo que puede, aunque se encuentre en la difícil decisión de ser complaciente o normativa para con su salud, además de darle mayor profundidad a la trama con el asunto sin resolver de la pareja fallecida y sus desórdenes alimenticios. La película toca otras aristas mientras resuelve y entrelaza lo principal, el asunto de la religión y cómo puede ser un arma de doble filo si no se maneja con cuidado. Ahí es donde entra el personaje de Thomas, una especie de protestante que predica de puerta en puerta solo para luego conocer que todo tiene un trasfondo más complicado y el cual se irá resolviendo mediante las charlas en el living de Charlie.


No estén preocupados por encontrar una película cargada y densa. Todo es interesante y los diálogos fluyen con ritmo natural, aunque hay que recalcar que siempre hay que prestar atención, sobre todo a las actuaciones y los tonos de los diálogos.

Desde su estreno en Cannes, pude leer varias reseñas en donde se dice que peca en irreal o superficial para la temática de la obesidad mórbida. No creo que sea así, además la película gira en torno en varias situaciones, bien podría Fraser no ser obeso sino paralítico o con alguna imposibilidad de moverse y la película tendría el mismo efecto. Pero bueno, para gustos los colores y creo que esta obra cargada de emociones e intimidad va a dar opiniones muy distintas.


TÍTULO: The Whale
DIRECCIÓN: Darren Aronofsky
ELENCO: Brendan Fraser, Sadie Sink, Hong Chau, Ty Simpkins, Samantha Morton, Sathya Sridharan, Jacey Sink
GUION: Samuel D. Hunter
GÉNERO: Drama
ORIGEN: Estados Unidos

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial